cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Café, Té
    Primera línea de envasado para RISE Kombucha
    Volver
    Primera línea de envasado para RISE Kombucha

      RISE Kombucha nació en 2008 cuando dos jóvenes empresarios canadienses, Mathieu Gallant y David Côté, decidieron ofrecer una bebida desconocida en su restaurante vegano: la Kombucha. En 2009 fundaron la start-up RISE junto con otros dos socios, Simon Bertrand y Julian Giacomelli.

      00 - Article 20849
      Axel Kalbarczyk, director general de RISE Kombucha

      Al principio, la venta de su Kombucha tenía lugar principalmente en restaurantes veganos. Y aunque las cifras de ventas aumentaron rápidamente, todo se basaba en el trabajo manual. Hasta 2017, unos 40 empleados todavía se seguían encargando del envasado de la bebida a mano, botella a botella. Pero entonces se tomó la decisión de potenciar las capacidades de producción y de automatizar el proceso. RISE Kombucha comenzó a buscar inversores y no tardó en encontrarlos. Con un volumen de inversión de más de siete millones de euros, RISE Kombucha ha creado una de las plantas de producción de Kombucha más modernas de América del Norte. Esto obedece principalmente a la nueva línea de envasado de Krones.

      00 - Article 20848
      Kombucha es un producto vivo y, por tanto, los temas de limpieza y saneamiento juegan un papel fundamental en la prevención de la recontaminación.

      Características del llenado

      RISE produce en lotes de 25.000 litros. «Una buena Kombucha no debe ser pasteurizada. Debe permanecer viva para el consumidor», explica el director general Axel Kalbarczyk. «Somos uno de los pocos fabricantes que lo consiguen aplicando un método especial que garantiza que el contenido de alcohol permanezca por debajo del 0,5 de porcentaje en volumen. Nos mantenemos por debajo de ese nivel porque el marco jurídico varía entre los diferentes estados de Canadá. No obstante, nuestra Kombucha debe ser distribuida en la cadena de frío porque la fermentación solo se detiene por debajo de cuatro grados centígrados». Con su fórmula, RISE también ha logrado que el sabor de la Kombucha no sea, como es habitual, muy avinagrado, sino más bien neutro, para así replicar el paladar de un público más amplio.

      Según el Bottling and Sanitation Director, Jocelyn Malo, el comportamiento de la bebida Kombucha es similar al de la cerveza durante el envasado. «Solo el pH es ligeramente inferior, entre 3,0 y 3,5, y el contenido de azúcares residuales es ligeramente superior. El producto también hace espuma durante el llenado, por lo que la presión y el contenido de CO2 deben ser constantemente monitorizados. Llenamos en frío a unos dos grados centígrados», explica. «Además, los temas de limpieza y saneamiento son fundamentales porque se trata de un producto vivo y la recontaminación sería peligrosa».

      Primer proyecto de Kombucha para Krones

      Krones suministró la parte húmeda completa de la nueva línea, diseñada para un rendimiento de 21.000 botellas por hora. RISE fue uno de los primeros clientes de Kombucha para Krones, pero la amplia cartera de la House of Krones permitió encontrar inmediatamente la solución adecuada para el envasado:

      • La instalación de una etiquetadora Autocol antes de la llenadora. La etiquetadora aplica etiquetas autoadhesivas a las botellas de vidrio vacías, ya que la condensación en las botellas envasadas en frío dificultaría la aplicación de la etiqueta después.
      • RISE se hizo con una llenadora de tubo corto Modulfill HRS de 55 válvulas, una llenadora de vidrio con tubo de retorno de aire y sistema de llenado mecánico que ha demostrado su eficacia en el mercado de la cerveza. Para el llenado de la Kombucha en condiciones de seguridad también es importante que la llenadora funcione con un contenido de oxígeno particularmente bajo y presente un diseño higiénico, por ejemplo, con superficies autodrenantes.
      • La Modulfill HRS está conectada en bloque con una enjuagadora Moduljet, que limpia el vidrio nuevo antes de llenarlo. Un Checkmat FM-X comprueba a continuación si el nivel de llenado es correcto.
      • Todo el bloque está encapsulado dentro de una sala limpia con el fin de aislar el área de llenado del resto del entorno de producción, mejorando así aún más las condiciones higiénicas.

      Las diversas variedades de Kombucha se llenan en dos formatos y formas de envase: una botella de 414 mililitros y otra de 1 litro, que se caracterizan por su diseño minimalista y su forma cilíndrica.

      Aunque RISE Kombucha ya ha llevado el envasado al siguiente nivel pasando del procesamiento manual al automático, Jocelyn Malo tenía interés en aumentar aún más la eficiencia. Por este motivo, al personal se le impartió un curso intensivo de capacitación para que los cuatro operadores de cada turno estuvieran también en condiciones de manejar todas las máquinas. Esto es particularmente evidente a la hora de cambiar de formato. «Significa que actualmente logramos un promedio de rendimiento de alrededor del 90 por ciento con la botella de 1 litro», explica. En la actualidad, la línea funciona en un turno de día cinco días a la semana, y la línea se limpia por la noche. Los productores de Kombucha, en cambio, se ocupan siete días a la semana para producir esta bebida de té fermentado.

      Buenas razones para optar por Krones

      El director general Axel Kalbarczyk explica que RISE Kombucha optó por Krones desde el principio cuando decidió pasar al envasado automático: «Krones nos fue recomendado por nuestra oficina de planificación. Nosotros mismos no teníamos experiencia real con esa tecnología de máquinas. Pero quería asegurarme de que esto no se convirtiera en un punto débil de nuestro proceso. A pesar de que la línea tenía su precio y la presión de tiempo era muy alta, alcanzamos un buen acuerdo con Krones». También era muy importante para él el hecho de que Krones contara con numerosos técnicos propios en Canadá y que la mayoría de su personal pudiera acreditar años de experiencia. «Las máquinas tienen que funcionar, por lo que es esencial un servicio de asistencia que funcione bien. Hasta ahora no hemos sido decepcionados», enfatiza Kalbarczyk.

      RISE Kombucha es la marca de Kombucha más grande de Canadá, siendo el único productor canadiense que abastece a todo el país. Actualmente, el mercado de Kombucha en Canadá sigue experimentando tasas de crecimiento de dos dígitos, y RISE se siente bien posicionado para el futuro: «En la nueva fábrica disponemos de todo lo necesario para seguir creciendo. La línea de Krones es el elemento clave. Fue una buena decisión invertir en ella», afirma Axel Kalbarczyk. «Podemos triplicar nuestra producción en los próximos años implementando más turnos de trabajo». Y aunque en algún momento Kombucha pase de ser una bebida de tendencia para convertirse en una categoría de bebida sólida dentro del mercado, «RISE seguirá siendo innovadora, intensificaremos nuestro marketing y posiblemente nos dediquemos a la exportación, pero al margen de lo que hagamos, seguiremos centrándonos en las bebidas ‹better for you›», afirma el ambicioso director.


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1