cerrar
Expansión del coronavirus
Krones asume la responsabilidad por su personal, clientes y socios. Hemos adoptado una gran variedad de medidas para frenar la propagación de la infección y al mismo tiempo seguir apoyando a nuestros clientes de la mejor forma posible. Leer más
cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Agua
    Línea de embotellado de agua de Krones y Kosme
    Volver
    Línea de embotellado de agua de Krones y Kosme

      Un entorno paradisíaco, un manantial alejado de todo y un agua pura natural, para Biruk Haile Shemer las condiciones no hubieran podido ser mejores para crear su propia empresa de agua. Y así decidió construir en Arbegona una planta de embotellado para ofrecer de ahora en adelante al mercado etíope un agua artesiana.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      Uno de los caminos de grava pasa cerca del lugar donde brota el manantial en el monte Garamba, distante unos doce kilómetros de la planta de embotellado. El agua que surge acá es un verdadero tesoro y Garamba Bottling la primera empresa industrial de esta región. La planta está integrada armoniosamente entre las colinas. La nave de embotellado misma tiene dos niveles. En la planta baja se encuentran los servicios de planta, así como un generador eléctrico que suministra la corriente cada vez que hay un corte de electricidad en la red pública. En la segunda planta, la cual tiene también un acceso para vehículos por la parte trasera a nivel del suelo, se encuentra la nueva línea de embotellado, puesta en servicio a inicios del 2019. La nave está dimensionada de tal manera para poder instalar más adelante una segunda línea.

      Línea combinada de Krones y Kosme

      La primera línea de Garamba con un rendimiento de 16.000 envases por hora llena agua de manantial sin gas de alta calidad y que proviene del monte cercano. Consta entre otros de:

      La mercancía terminada es paletizada todavía manualmente.

      «Me siento muy a gusto con la línea de Kosme y Krones», comenta Mikias Yigebahal, Technical and Production Manager, el cual ya cuenta con siete años de experiencia en la industria de bebidas y preformas con diversas líneas de embotellado. «La calidad de las máquinas, su eficiencia y el sistema completo son claramente mejores de todo lo que había conocido hasta ahora. Especialmente el bloque de máquina sopladora y llenadora permite trabajar de manera fluida», subraya. «Los tiempos de cambio de los módulos de soplado son breves y el mantenimiento de la máquina es sencillo, debido a que eventuales incidentes de la línea automatizada son indicados inmediatamente en las pantallas. Esto facilita el trabajo».

      Tratamiento del agua con ultrafiltración

      La empresa emplea para el tratamiento del agua una planta Krones Hydronomic UF en la versión básica, la cual utiliza la más moderna tecnología de membrana y con fibras huecas para la ultrafiltración. Gracias a la construcción con bypass, es posible limpiar durante la operación los diferentes módulos mediante lavado a contracorriente con ultrafiltrado. «La Hydronomic se maneja sin problemas. A excepción de la limpieza CIP, no se requiere ningún tipo de químicos. La ultrafiltración es además un sistema muy natural, que mantiene los minerales del agua de manantial», juzga Mikias Yigebahal y Biruk Haile Shemer agrega: «Somos uno de los pocos embotelladores de agua en Etiopía que llenan un agua de manantial tan valiosa, natural y sin tratar proveniente de una región tan intacta. La mayoría de los 80 productores de agua usa agua de pozos profundos o aguas superficiales tratadas».

      Los tres pilares de una producción holística

      Biruk Haile Shemer dirige una empresa con 1.000 empleados que produce puertas y ventanas de aluminio, así como el material mismo. Es arquitecto de profesión y trabajaba tanto en Etiopía como en Inglaterra. «Pero desde un comienzo mi sueño era producir bebidas. Primero pensé en una bebida energética, pero es un segmento con poco facturado en Etiopía», nos cuenta. Ahora ha hecho realidad su sueño con el agua Garamba.

      Porque hace seis años descubrió por casualidad el manantial y quedó encantado de su naturaleza virgen. «El producto debe hablar por sí mismo», es su opinión. «A continuación, investigué casi todos los productores de agua en Etiopía y también visité embotelladores en Turquía, Uganda y China para tener una idea acerca de la técnica y del mercado. Hace cuatro años tuve mi primer contacto con Krones y me dejé explicar su filosofía. La representación de Krones en Etiopía fue muy útil para ello. Después de un plazo de reflexión breve decidí con mucha calma que Krones era el socio correcto para mí», se recuerda.

      Para Biruk Haile Shemer, los siguientes tres pilares son indispensables para una producción holística: agua de manantial natural, una técnica de máquina avanzada y empleados muy bien capacitados. «Esta cadena no se debe interrumpir porque de lo contrario sufre la calidad», es su convicción. «Si por ejemplo hubiésemos empleado para el tratamiento del agua una planta diferente, entonces tal vez hubiese existido el riesgo de una recontaminación. La ultrafiltración es el proceso más delicado para el agua, conserva todas las sustancias disueltas o TDS (Total Dissolved Solids) las cuales en el caso de nuestra agua ascienden a 70 miligramos por litro. Para la conservación empleamos solamente la ozonización».

      «Me quedo con Krones»

      «El facturado de aguas embotelladas aumentará considerablemente en Etiopía y nuestra marca de agua participará en este crecimiento», considera Biruk Haile Shemer. Es por eso que ya planea comprar el año próximo una segunda línea de embotellado, esta vez con un rendimiento de 30.000 botellas por hora, y nuevamente a Krones, fiel al lema de no cambiar nada cuando las cosas funcionan. «Krones es muy meticulosa y fiable en su forma de trabajar. Los empleados allá saben exactamente lo que están haciendo. Yo me quedo con Krones», concluye. Pero además tiene también otros planes: también en Arbegona está planeando una segunda fábrica para envasar la ginebra local Gin Areky, así como refrescos y además abrir otra planta más en el norte de Etiopía. «En Etiopía queda mucho por hacer», resume Biruk Haile Shemer. «El negocio del aluminio es mi pan de cada día. Pero para vivir también se necesita algo para beber». 


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1