cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Leche
    EkoNiva apuesta por la leche en envases de PET
    Volver
    EkoNiva apuesta por la leche en envases de PET

      La planta MosMedynagroprom en Medyn, cerca de Kaluga, fue construida hace diez años para suministrar leche UHT y queso a las escuelas de Moscú, pero nunca alcanzó la capacidad prevista. EkoNiva se hizo cargo de esta central lechera en 2017 y desde entonces la ha ido equipando conforme a los últimos estándares tecnológicos y microbiológicos. «Originariamente, el 90 por ciento del volumen del centro estaba destinado a productos lácteos UHT. Ahora estamos llevando la producción a la gama clásica de productos pasteurizados: leche, productos lácteos fermentados, cuajada, yogur líquido», explica Vadim Shevelev, gestor del proyecto de EkoNiva.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      Para ello la empresa desmanteló primero una de las tres líneas de embalaje de cartón sustituyéndola por la nueva línea de PET de Krones. También instaló una planta para un tipo diferente de embalaje de cartón compuesto. «Con esta combinación, pero especialmente con la línea de PET, pudimos aumentar la capacidad de la planta a 300 toneladas de leche cruda al día», explica Vadim Shevelev.

      La nueva línea de PET no retornable de Krones envasa leche del día en envases de 1,0 litro y yogur líquido en envases de PET de 0,3 litros. Tiene una capacidad para 12.000 envases por hora y consta de varios componentes:

      De ganadero a embotellador de leche

      El alemán Stefan Dürr es propietario de EkoNiva, uno de los productores de leche cruda más exitosos de Rusia y, por lo tanto, el ganadero más conocido del país. Cuando Stefan Dürr llegó a Rusia por primera vez como becario en 1989 durante sus estudios de agronomía en la Universidad alemana de Bayreuth, no sospechaba que en 30 años se convertiría en el mayor productor de leche del país con su empresa EkoNiva.

      Hoy, con 11.400 empleados y 72.000 vacas lecheras, su empresa es líder del mercado ruso en el sector lechero. También es líder nacional en la producción de leche cruda y, con 1.850 toneladas diarias, se encuentra entre las 10 primeras del mundo.

      La revista Krones se reunió con este fundador germano-ruso, principal accionista y Presidente del consejo de dirección de EkoNiva en Moscú.

      La revista Krones se reunió con este fundador germano-ruso, principal accionista y Presidente del consejo de dirección de EkoNiva en Moscú.
      Stefan Dürr, fundador germano-ruso, principal accionista y Presidente del consejo de dirección de EkoNiva

      Su empresa comenzó a procesar su propia leche cruda a menor escala en 2013. ¿Pero ahora desea crecer?

      Sí, actualmente producimos nuestros propios productos lácteos a partir de aproximadamente el diez por ciento de nuestra leche cruda. El objetivo, sin embargo, es procesar toda la cantidad que producimos. Creemos que esto nos permitirá generar más valor para nuestra leche cruda y producir productos lácteos verdaderamente naturales y de alta calidad.

      ¿Cómo se hace eso?

      En 2013 y 2016 construimos inicialmente dos nuevas centrales lecheras en Novosibirsk y Vorónezh para 10 y 30 toneladas al día respectivamente, y en 2017 adquirimos dos plantas ya existentes: en Annenskij/Vorónezh y en Medyn/Kaluga con una capacidad para 320 y 300 toneladas diarias respectivamente. Actualmente se está construyendo una nueva planta en la región de Novosibirsk que pretende procesar más de 1.150 toneladas de leche cruda al día. También se están planificando otras dos centrales lecheras cerca de Moscú y Vorónezh.

      ¿Cómo comercializa sus productos?

      A finales de 2018 lanzamos nuestra propia marca de leche EkoNiva. Bajo esta marca paraguas, existen en la actualidad más de 25 artículos diferentes, que van desde la leche, el kéfir, la nata, la mantequilla, la cuajada y el yogur de frutas hasta productos funcionales como el yogur líquido con bajo contenido en azúcar y alto contenido proteico. Actualmente producimos estos productos lácteos en las tres centrales lecheras de Kaluga y Vorónezh, que juntas procesan 650 toneladas de leche al día.

      Hemos comenzado a comercializar inicialmente en el área metropolitana de Moscú, con sus aproximadamente 30 millones de habitantes, así como en la región de Vorónezh, y ampliaremos la distribución a todo el país. En cinco años, la marca EkoNiva será líder en el mercado ruso de la leche y el queso tanto cualitativa como cuantitativamente.

      ¿Sus ambiciones van más allá de Rusia?

      De hecho, sí. Desde principios de 2019, somos una de las diez centrales lecheras rusas con licencia para exportar a China. A finales de año comenzaremos a exportar a China productos de larga conservación como la leche UHT y el queso. Y es que nuestro país vecino nos ofrece naturalmente enormes oportunidades de venta.

      ¿Qué papel desempeñan los envases de PET en la comercialización de productos lácteos en Rusia?

      Personalmente prefiero los envases de cartón para leche. Pero los consumidores son los que deciden, y mis expertos en marketing me han convencido de que los envases de PET son el futuro en el mercado lácteo. Así que me cambié de chaqueta. Aquí en Rusia el PET es un material de envasado de éxito. Hemos mejorado significativamente las ventas a pesar de tener precios más altos. Los envases de PET son convenientes para el consumidor y pueden colocarse fácilmente en el refrigerador. Son agradables al tacto y muestran lo que contienen, y es que los consumidores rusos prefieren ver el producto que compran. En envases de PET no solo deseamos envasar la leche del día, sino también el kéfir y el yogur líquido, así como otro producto del que no quiero hablar todavía.

      Para ello ha puesto en marcha por primera vez una línea de PET de Krones. ¿Por qué optó por Krones?

      No participé personalmente en la licitación ni en la decisión. Mis especialistas tecnológicos querían lo mejor, el departamento financiero, lo más económico. Pero terminaron por imponerse los técnicos optando por Krones.

      ¿Está satisfecho con eso?

      El primer pedido con Krones fue muy bien. Siempre es bueno cuando la cosa no trasciende al jefe. Porque eso significa que todo está bien. Creo que esto también funcionará bien en el futuro. Por supuesto que aún nos queda mucho por hacer y estoy convencido de que la cooperación con Krones seguirá siendo positiva.


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1