cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Innovación

    Varioline digital como máquina piloto para la capacitación virtual

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.

    Con su innovadora tecnología de simulación, Krones demuestra ser un precursor en la era digital. Creada originalmente como modelo virtual para fines de formación, la máquina revela ahora muchas más posibilidades para simplificar diversos procesos hasta su puesta en marcha definitiva. Los gestores de las plantas son los principales beneficiarios de este desarrollo.

    A raíz de la pandemia de coronavirus con sus restricciones de contacto y de viaje, muchos procesos en Krones también tuvieron que ser trasladados al mundo digital. Dichas restricciones representaron inicialmente un gran reto para la Academia Krones ya que los cursos de capacitación no pudieron ser presenciales durante mucho tiempo. Sin embargo, la presencia de los técnicos de formación y de los alumnos en las máquinas es absolutamente necesaria para que el curso sea un éxito.

    La Academia tiene que contar con complejas máquinas, lo cual le supone a Krones altos costes de inversión y un importante requerimiento de espacio. Esta difícil situación despertó el afán de innovación de la Academia: En el verano de 2021 nació la idea de simular digitalmente las máquinas a través de la Realidad Aumentada (RA). Con la ayuda de esta tecnología es posible agregar objetos virtuales al entorno real. La Academia Krones lanzó un proyecto piloto junto con su departamento interno de simulación. Su objetivo: crear una máquina lo más detallada posible para que pueda ser utilizada también en las pruebas de software más allá de la formación digital. Su máxima: Cuanto más real parezca un modelo, mayor será el éxito de la formación.

    Image 30180
    El equipo del proyecto de la Academia (de izquierda a derecha): Dr. Tomas Nahlovsky, Carina Klein, Sebastian Oswald y Manuel Ostermann

    Interacción con una máquina virtual

    “Hay que tener la sensación de estar delante de la máquina real, como si fuera un holograma”, dice Manuel Ostermann, Director de formación de la Academia Krones. El equipo del proyecto no rehuyó ningún reto y optó por la Varioline para este proyecto piloto que, con sus 60 ejes móviles, es la máquina más compleja de la tecnología de embalaje. Para que la simulación sea lo más real posible en cuanto a tamaño, colores, texturas, pares de giro y tornillos varios, el modelo visible en la pantalla se muestra como un holograma en el entorno real con la ayuda de unas gafas. Para las empresas de llenado y embalaje, así como para los técnicos del departamento de asistencia de Krones, las máquinas diseñadas de esta manera se muestran con todo lujo de detalles.

    Todo el mundo puede beneficiarse de este desarrollo. Erwin HächlManuel OstermannDirector de formación de la Academia Krones

    Pero el equipo del proyecto no se dio por satisfecho con “solo” crear un holograma. “No tardamos en darnos cuenta de que no solo queríamos ver la máquina holográficamente, sino también interactuar con ella en directo”, explica Manuel Ostermann. Y cuanto más nos acercábamos al objetivo de este modelo holográfico en la Academia Krones y cuanto mayor era el nivel de detalle de la invención, más beneficios y potencial de innovación surgían para los distintos departamentos de la cadena de valor.

    Para Ostermann, una cosa es segura: “Todo el mundo puede beneficiarse de este desarrollo”. No obstante, Ostermann subraya que el resultado para los técnicos no puede reemplazar a una máquina real en todos los aspectos, porque en comparación con esta última, las posibilidades de la máquina virtual tendrían sus límites: “Un técnico también debe ser capaz de agarrar los componentes y sentir cómo funcionan con sus propias manos. Esta experiencia y los muchos años de conocimiento de nuestros técnicos nos convierten, en última instancia, en líder de nuestro sector”.

    Image 30182
    Al igual que con un modelo físico, también es posible interactuar con la máquina virtual.

    Enriquecedor para fines de capacitación interna y externa

    La máquina virtual también abre un mundo de posibilidades para la formación profesional y los cursos de perfeccionamiento: Esto se debe a que tan pronto como se introduzcan datos y cambios, como es el ajuste de parámetros, en la terminal de mando real (o sea, física), dichos datos y cambios tendrán un efecto directo en la simulación virtual en tiempo real de la máquina. Y viceversa. Un error virtual provocado por una intervención manual en la máquina virtual, por ejemplo, repercutiría en la terminal de mando. Una simulación holográfica es pues ideal para recrear situaciones en la formación que deberían evitarse en la máquina real por sus posibles peligros y riesgos.

    De este modo, las funciones y los ajustes de una máquina podrán testarse de forma permanente y segura mediante su simulación holográfica sin dañar los componentes reales. Esto también se aplica al desarrollo y la programación de nuevos modelos. Gracias al diseño digital, es posible identificar posibles errores en el software o en el diseño de la máquina mucho antes de fabricarla realmente. Para la industria de llenado y de embalaje, así como para el equipo de asistencia de Krones, la máquina virtual es un instrumento que representa ya un auténtico enriquecimiento en términos de capacitación interna y externa. Manuel Ostermann atribuye este resultado sobre todo a la exitosa cooperación de las personas y los departamentos implicados en el proyecto: “Solo gracias a la intensa colaboración de todos los implicados de ambos departamentos de Krones (Packaging Technology Simulation e Information Management Digital Data and Technologies), y con el apoyo de la empresa externa machineering de Múnich, fue posible llevar a cabo el proyecto con tanto éxito”.

    Image 30183
    Los especialistas en productos y ventas también están muy entusiasmados e interesados en presentar esta aplicación a sus clientes.

    “El feedback es cada vez un placer y nos da siempre la extraordinaria sensación de haber creado algo único”, informa Manuel Ostermann. En el futuro Ostermann considera imaginable ofrecer un paquete opcional en el que el modelo virtual de una línea ya encargada esté disponible varios meses antes de su entrega. Esto permitiría ir formando al personal en el manejo de la máquina mucho antes de su puesta en marcha definitiva.

    Detección de problemas de software antes de la puesta en marcha

    La detección a priori de posibles errores potenciales en el holograma y su posterior corrección permiten optimizar también la puesta en marcha posterior de la máquina física. De este modo será posible acortar el proceso de instalación, ganando así en eficiencia porque los problemas de software no se detectarían justo en el momento de la puesta en marcha definitiva. Todavía quedan por descubrir más beneficios latentes en la máquina virtual: “Todavía estamos al principio de esta fase”, explica Ostermann. También está convencido de que “¡Lo digital es nuestro futuro!”.

    El feedback es siempre un placer y nos da siempre la extraordinaria sensación de haber creado algo único. Erwin HächlManuel OstermannDirector de formación de la Academia Krones

    En la planta de Krones en Rosenheim (sur de Baviera), todas las máquinas se diseñan ya con tal previsión y atención al detalle que será posible cinematizarlas como modelos sin mucho esfuerzo. Además de la Varioline, está previsto que otra máquina perteneciente a la tecnología de embalaje y paletización, de la que ya se dispone de datos utilizables, se convierta en un modelo digital. No obstante, la creación de una máquina virtual no es en absoluto un fin en sí mismo, como subraya Manuel Ostermann: “Para la implementación es crucial el beneficio predecible de un modelo virtual”.

    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1