cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Innovación
    Cumple todos los parámetros de calidad
    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    15. febrero 2021
    3:40 min.
    El llenado y el taponado se realizan aquí en una sola unidad funcional y el proceso dura menos de cinco segundos. Ahora Krones se dedicó a perfeccionar un prototipo.
    • El tiempo de operación reducido a la mitad, el trayecto recorrido acortado y solo una máquina trabajando en lugar de las dos que suelen utilizarse normalmente, la Dynafill – aquí en un bloque con una enjuagadora – convence con estas ventajas y otras más.

    En la feria drinktec 2017 atrajo todas las miradas y entusiasmó no solo a los cerveceros sino a todo el sector de bebidas: la llenadora Dynafill de Krones. Porque su sistema revolucionario, basado en una unidad combinada de llenado y taponado, permitió, por primera vez, llenar y taponar una botella de cerveza en apenas cinco segundos, dos veces más rápido que la instalación convencional separada de ambas máquinas.

    Después de una primera prueba de campo exitosa en la cervecería Bischofshof en Ratisbona, el Centro de Investigación Weihenstephan para la Calidad de Cerveza y Alimentos y la Facultad de Cervecería y Tecnología de Bebidas de la Universidad Técnica de Múnich confirmaron el cumplimiento de todos los parámetros de calidad analíticos y sensoriales para la cerveza. Entretanto los expertos en llenado de Krones, evidentemente, han perfeccionado y optimizado el sistema existente.

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    Las ventajas de la combinación

    El argumento más poderoso de la Dynafill es su velocidad imbatible. Sin embargo, el innovador proceso de llenado y taponado combinado no solo garantiza un rendimiento máximo de hasta 80.000 envases por hora. Las ventajas en términos de calidad e higiene son igualmente convincentes, debido a que

    • el sistema cerrado evita la introducción de sustancias ajenas en el producto.
    • es posible controlar al 100 por ciento la absorción del oxígeno gracias al taponado inmediatamente después del llenado.
    • no hay una absorción de oxígeno en el espacio libre superior de la botella, por lo tanto no se necesita ninguna inyección a alta presión. Por consiguiente, no resultan pérdidas de producto al formarse espuma, ni tampoco infiltración de agua en el producto.
    • en el depósito del producto hay una concentración de CO2 puro.
    • no se necesitan varias fases de barrido, lo que reduce el consumo de CO2 en un 20 por ciento.
    • es posible variar el nivel de llenado ajustando los parámetros. Por lo tanto, un ajuste manual o una intervención mecánica en la válvula de llenado no resultan necesarios al contrario de lo que pasa en los sistemas de llenado convencionales.

    Sin embargo, la Dynafill también ofrece ventajas más allá de la producción. Ya que gracias al principio de 2 en 1 se prescinde de piezas de formato en y de estrellas de transferencia a la taponadora, recortando los tiempos de cambio de formato por un lado, y por otro lado reduciendo considerablemente los trabajos de mantenimiento. 

    En términos de trabajos de limpieza, la Dynafill es ideal: al no formar espuma la cerveza, no solamente no hay pérdida del valioso producto, sino que también el área de producción permanece limpia. Y en caso de una limpieza, tanto la válvula de llenado como la unidad taponadora están integradas en el circuito de limpieza CIP a través del sistema cerrado.

    Gracias a la combinación de llenadora y taponadora, la superficie ocupada se reduce en un 50 por ciento, dado que no se necesitan ni la taponadora independiente ni tampoco las estrellas de transferencia correspondientes. Debido a que además la llenadora no tiene que vaciarse al ocurrir un incidente en la línea de llenado, resulta posible reducir el trayecto pulmón hasta la etiquetadora.
     

    Posibilidad de llenado en caliente

    Todos los cerveceros que no pierden de vista el tema de la sostenibilidad también en el llenado, están en buenas manos con la Dynafill. Ya que el sistema de llenado permite un llenado en caliente de la cerveza, más precisamente hasta 30 grados Celsius*. La temperatura no influye en el tamaño de la llenadora ni tampoco en el número de válvulas de llenado. Así, con un rendimiento de 36.000 envases por hora igualmente necesita apenas 66 válvulas de llenado, igual que en el llenado en frío. En comparación: las llenadoras convencionales deberían ser equipadas con la cantidad doble de válvulas de llenado para el llenado en caliente. 

    Por la mayor temperatura tampoco se produce una condensación en la botella durante la producción. Por consiguiente, no es necesario un calentador adicional. Igualmente, la energía refrigerante ahorrada puede ser empleada en otros puntos del proceso de fabricación de cerveza o de llenado. 

    La Dynafill está siendo sometida al momento a una segunda prueba de campo para verificar durante el funcionamiento continuo de tres turnos los perfeccionamientos de los últimos años.

    * Con una presión máxima de llenado de 5 bar
     

    15. febrero 2021
    3:40 min.
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1