cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    #Innovation

    Pericia por partida doble en el diseño de botellas

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    15. mayo 2020
    2:45 min.

    Cuando una botella de plástico nueva llega al mercado, hay dos tecnologías muy diferentes implicadas en ello: por un lado el moldeo por inyección para las preformas y sus roscas, y por otro lado, el soplado para el cuerpo de la botella propiamente dicho. Para reunir los expertos de ambos campos, el grupo Krones creó un equipo humano interdisciplinario de desarrollo. A él pertenecen tanto expertos de Krones, así como de su empresa subsidiaria, el constructor de herramientas MHT Mold & Hotrunner Technology. El objetivo es ofrecer así de una sola fuente el diseño y toda la implementación técnica de un nuevo envase. 

    Al inicio del proyecto está siempre la idea del cliente: ¿Qué aspecto debe tener la botella, cuál es su volumen y cómo debe ser su rosca? Después de reuniones con informaciones precisas se procede con las visualizaciones y simulaciones e incluso a la producción de modelos 3D para estudiar su ergonomía y su textura. A esto sigue el diseño de las preformas y la producción de muestras. Las pruebas de estirado y soplado producen la primera botella «real» y una vez que su calidad haya sido confirmada por el laboratorio, la botella está lista para ser producida en serie. 

    La herramienta para proyectos abreviados

    Para reducir al mínimo el tiempo necesario del proyecto, la empresa MHT ha construido dos prototipos de moldes para preformas, con los cuales es posible obtener, entre otros, diferentes geometrías de los puntos de inyección. Fueron instaladas en las plantas en Neutraubling y Hochheim (Alemania). Para cuerpos y roscas de preformas con un diámetro de hasta 40 milímetros es posible ahora obtener muestras en cuestión de dos a tres semanas. La razón: el molde se basa en un sistema modular, gracias al cual solo es necesario fabricar pocos componentes para la respectiva preforma, mientras que los demás pueden ser reutilizados. Para reproducir las condiciones de una producción en serie, los moldes poseen un canal caliente Vulcan, el cual fue desarrollado por MHT en un proyecto de investigación conjunto con la Universidad de Darmstadt. 

    Krones y MHT trabajan juntos en proyectos de desarrollo de nuevas ideas de botellas.

    Resultados tangibles y nuevos caminos 

    El efecto que puede tener el trabajo común de desarrollo de Krones y MHT, se mostró en una botella ultraligera en forma de gota y premiada con un volumen de llenado de 200 mililitros, la cual lanzó Krones en 2018 como alternativa a los vasos desechables llenos. Inicialmente planeada con una preforma de 4,4 gramos, fue posible reducir el peso ahora en un 13,9 por ciento a 3,9 gramos. Además, esta preforma más liviana puede ser producida con material reciclado en un 100 por ciento.


    Nuevos caminos se abren también con el proceso de diseño de la base de la preforma, el Active Flow Molding (AFM). Emparentado con el moldeo por compresión, este proceso se caracteriza porque los noyos, los cuales moldean el cuerpo de la preforma, son desplazables. Debido a que de esta manera se tiene más espacio durante la inyección del material fundido, se reducen las fuerzas de cizalla y la carga para el material plástico. Cuando la preforma está casi llena, los noyos se desplazan dentro del material fundido todavía líquido a su posición final y el fondo se adelgaza. Directamente después, las preformas pueden ser sometidas a los ensayos, una de las grandes ventajas de la cooperación entre Krones y MHT. Los primeros ensayos de soplado con las preformas AFM ya dieron resultados muy prometedores.
     

    15. mayo 2020
    2:45 min.
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1