cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Referencia

    La magia de la impresión digital directa

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    En la planta Tattoo Alpha, AB InBev desarrolla diseños innovadores de envases, con la tecnología de impresión directa DecoType de Dekron.
    • Convencido del futuro de la impresión digital: Jonas Vandecruys (Site Manager)

    La estética es un tema que rara vez tratamos en Krones magazine. ¿Por qué? Tecnología, eficiencia y rendimiento: este es nuestro mundo. Así pensábamos al menos – hasta que fuimos invitados a la planta belga Tattoo Alpha de Anheuser-Busch InBev. Porque recientemente fue puesta en servicio ahí una máquina DecoType Performance para la decoración digital de botellas. Y cuando el Site Manager Jonas Vandecruys habla sobre sus posibilidades, entonces salen de su boca con toda naturalidad palabras como “hermoso” y “mágico”.

    Mientras que la impresión digital directa sigue siendo considerada un tema del futuro en muchas partes de la industria, Anheuser-Busch InBev (AB InBev) acaba de construir una fábrica completa para esta tecnología. La planta Tattoo Alpha es el primer emplazamiento del grupo a nivel mundial, donde las botellas son decoradas digitalmente a escala industrial. La historia que se esconde detrás comenzó hace unos siete años, cuando la impresión digital directa todavía estaba en pañales.

    En la búsqueda de innovaciones para los envases, los scouts tecnológicos del grupo descubrieron una empresa emergente alemana, la cual se dedicaba a “construir dos prototipos con un puñado de personas en una especie de garaje”, como describe sonriente Jonas Vandecruys. La empresa emergente era Till GmbH, actualmente una filial de Krones al 100 por ciento bajo el nombre de Dekron, y los dos prototipos eran los primeros predecesores de la actual serie DecoType. Aunque los inventores de garaje no podían ofrecer referencias importantes y pedidos grandes, sí tenían un montón de ideas y una tecnología nueva y prometedora.

    Image 28163
    Decoración exclusiva para un producto selecto

    Una misión con muchas preguntas

    Los scouts de AB InBev lo tuvieron muy pronto claro: valía la pena seguir de cerca esta empresa. Con el fin de profundizar en la tecnología y, sobre todo, para comprobar sus posibles usos en la propia empresa, los expertos de AB InBev buscaron a una persona para que se hiciera cargo de ello y finalmente encontraron a Jonas Vandecruys. “Buscaban a alguien con conocimientos en química, electrónica y ciencia de los materiales, lo que a su vez encajaba perfectamente con mi perfil”, recuerda.

    Para Vandecruys y su equipo, la misión Impresión Directa comenzó con muchas preguntas abiertas: ¿Qué procesos y parámetros están detrás de la tecnología? ¿Como se puede transferir a un entorno industrial? Y sobre todo: ¿Es la herramienta adecuada para preparar a AB InBev para afrontar las tendencias de envasado del futuro? Porque el mayor grupo cervecero del mundo estaba buscando una innovación que le permitiera lograr tres cosas: personalizar el envase, producir lotes pequeños y minimizar el impacto ambiental.

    La tecnología más avanzada

    Para averiguar si la tecnología de Till de aquel entonces era capaz de satisfacer estas exigencias, primero se examinó a fondo y, en segundo lugar, se comparó con otras alternativas disponibles en el mercado. “Nos interesaba la estabilidad de los procesos, la implementación de la tecnología a la máquina y, por supuesto, los costes esperados. La tecnología de Till resultó ser la más avanzada en general. Sobre todo porque se basa en un concepto modular, que en principio se puede ampliar infinitamente sin aumentar la huella a alturas infinitas”, dice Vandecruys. “También nos gustaba el equipo humano que había detrás. La gente sabía claramente cómo construir máquinas, y presentaron algunos resultados prometedores en las primeras pruebas con botellas”.

    Image 28165
    También muy atractiva por fuera: la DecoType Performance en el diseño personalizado para AB InBev

    En 2019, la nueva tecnología encontró finalmente su entorno de producción en la planta Tattoo Alpha en Haasrode (Bélgica), fundada especialmente para albergar la impresión digital directa. Mientras tanto, Till había sido adquirida por Krones y rebautizada a Dekron. Sin embargo, los expertos de la técnica siguieron siendo los mismos, y con ellos el entusiasmo de realizar algo grande junto con AB InBev. “A nivel personal, la colaboración fue genial. Resolvimos los problemas juntos y hemos compartido, como equipo comprometido y consolidado, los altos y bajos que implica un proyecto de esta magnitud”, dice Vandecruys. Entre los bajos estuvo sin duda la pandemia de la COVID-19, que obstaculizó el proyecto en la recta final. “Toda la organización se volvió más compleja debido a las medidas como las restricciones de viaje, los conceptos de higiene y las rutinas de pruebas”, comenta Vandecruys. “Pero después de un corto período de adaptación, se convirtió en nuestra nueva realidad y en nuestra nueva forma de trabajar. En general, también lo superamos bastante bien”.

    “A nivel personal, la colaboración fue genial. Resolvimos los problemas juntos y hemos compartido, como equipo comprometido y consolidado, los altos y bajos que implica un proyecto de esta magnitud”. Erwin HächlJonas VandecruysSite Manager

    “Un montón de cosas bellas”

    A finales de 2021, la DecoType finalmente entró en servicio. Equipada con nueve estaciones de impresión, decora hasta 8.000 envases por hora, y ya está pensada una ampliación. Cuando se le pregunta para qué AB InBev está utilizando la máquina, Jonas Vandecruys contesta con una sonrisa: “Estamos haciendo un montón de cosas bellas con la DecoType”. Pero no nos revela detalles por el momento. Porque siguen la investigación y las pruebas sobre cómo aprovechar plenamente las ventajas de la impresión digital directa. “Por supuesto, también podemos simplemente imprimir los diseños existentes con la DecoType”, afirma. “Pero esto sería limitarnos nosotros mismos”. El reto ahora consiste en liberarse de los viejos hábitos y pensar más allá de las posibilidades de la etiqueta clásica. “Modificar los diseños de tal manera que puedan sacar el máximo provecho a la impresión digital directa. Solo entonces la tecnología te premia con un resultado mucho más vivo y, en resumidas cuentas, ¡con una botella mucho más bonita!”

    Modificar los diseños de tal manera que puedan sacar el máximo provecho a la impresión digital directa. Erwin HächlJonas VandecruysSite Manager

    Si le pedimos hacer una comparación entre la impresión serigráfica y directa, Jonas Vandecruys llega a una conclusión diferenciada. Ambos procesos tienen sus puntos fuertes, solo que en áreas muy diferentes. La impresión serigráfica es como hacer un viaje en tren y la impresión digital es como hacer un viaje en coche: “Con el tren, se viaja con una ruta fija. Cuando te subes al tren, sabes exactamente en dónde va a terminar tu viaje y todo lo que pasa durante el recorrido”, explica. “Con el coche puedes escoger libremente: ¿Quieres hacer un descanso en el camino? Entonces, simplemente hazlo. ¿Cambias de opinión y quieres cambiar la dirección a mitad del trayecto? ¡Sin problemas!”

    Image 28175
    Incluido en el volumen de suministro: robot para cargar y descargar los palets.

    Sostenibilidad: potencial subestimado

    Gracias a esta gran flexibilidad, la impresión digital directa resulta rentable, especialmente para productos personalizados o de temporada. Además, se puede utilizar para realizar obras gráficas a gran escala, así como efectos hápticos sofisticados como estructuras de ranura o relieve. De esta manera resulta adecuada para todos los productos destinados a llamar la atención a primera vista o a irradiar un aura de exclusividad.

    Image 28176
    No pasan desapercibidos: las obras artísticas de los envases llaman inmediatamente la atención.

    Además, la tecnología tiene otra ventaja, de la que se habla todavía muy poco según Jonas Vandecruys: su potencial ecológico. “En comparación con las etiquetas clásicas, los costes de producción y logística de la fase inicial son significativamente menores. Solo se necesita tinta, un líquido que se puede transportar de forma mucho más eficiente que el papel, por ejemplo, y que se aplica sobre la botella”, explica. “Nos estamos moviendo en un mundo en el que ‘waste by design’ es cada vez menos aceptado. Si esta tendencia continúa, la impresión digital directa es la respuesta adecuada. Solo tinta, botella, magia – y tienes un producto precioso”.

    Nos estamos moviendo en un mundo en el que ‘waste by design’ es cada vez menos aceptado. Si esta tendencia continúa, la impresión digital directa es la respuesta adecuada. Erwin HächlJonas VandecruysSite Manager

    Impresión digital de envases – así funciona:

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1