cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Backstage
    Obras de construcción dirigidas por manos femeninas
    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    Empoderamiento femenino en ámbitos masculinos: Premwadee Mongkolnam es la única jefa de obras en Krones y realiza su trabajo con mucho éxito.
    • En enero 2021, Waan se hizo cargo de su primera obra propia y paralelamente, supervisó la puesta en marcha e instalación de dos líneas.

    Desde hace poco más de cinco años, Premwadee Mongkolnam trabaja en Krones, más concretamente en el servicio de asistencia técnica de la región Asia-Pacífico. “Me encanta viajar, conocer gente y culturas nuevas”, se describe ella misma. ¡Los mejores requisitos para trabajar en el servicio técnico!

    La dinámica tailandesa, a quien sus colegas y clientes conocen solo por su apodo “Waan”, estudió en realidad administración de empresas y vivió dos años en Bélgica, entre otros lugares. En busca de un nuevo desafío, comenzó su primer trabajo en Krones Tailandia en 2016. Inicialmente apoyó como asistente a los jefes de obra en la región Asia-Pacífico, desempeñando el cargo de secretaria de obras.

    “No me gusta el trabajo de oficina”

    Así hizo sus primeros pinitos en las obras y le gustó el trabajo de coordinar todas las actividades en las instalaciones del cliente y de acompañar el proceso de instalación, puesta en marcha y aceptación de nuevas líneas. Sus jefes, Eric Coevoet y Aditep Kongdee pronto también se dieron cuenta: Waan tenía las capacidades necesarias para convertirse en jefa de obra. “Mi formación profesional es en economía y gestión empresarial, pero, sinceramente no me gusta el trabajo de oficina. Precisamente por eso este trabajo en la obra es exactamente el adecuado para mí“, corrobora Waan.

    Después de demostrar sus habilidades ya en algunos proyectos pequeños, en enero de 2021 asumió la responsabilidad de su primera obra de mayor envergadura, en la que debía coordinar la puesta en marcha de una línea completa. Las tareas de Waan como jefa de obra incluyen la gestión y ejecución del proyecto, la comunicación con el cliente, la coordinación de la obra, la organización del equipo in situ - en pocas palabras: ella garantiza de que el proyecto sea ejecutado sin problemas y a satisfacción de todas las partes implicadas.  

    Sin embargo, a Waan le falta aún la última pieza para completar el rompecabezas: “De hecho, aún tengo pendiente un curso teórico de formación, el cual aún no he podido hacer debido a la pandemia de la COVID-19. Pero espero que sea posible completar exitosamente este último módulo a más tardar en 2022”.

    Una mujer que ama los retos

    Generalmente, la instalación y la puesta en servicio, dependiendo de su alcance y complejidad, duran entre cuatro y seis meses, y después: a hacer las maletas y marchar rumbo al siguiente cliente. Sin embargo, Waan aún permanecerá más tiempo en Camboya. Porque, como la puesta en servicio de esta nueva línea funcionó sin problemas, asumió paralelamente la responsabilidad de una segunda línea, la cual está siendo instalada actualmente en la nave adyacente. 

    Hasta ahora, el trabajo en Krones ha llevado a Waan a visitar a clientes en Malasia, Camboya, Tailandia y Filipinas. En calidad de jefa de obra, no solo es responsable del proyecto, sino que también se ocupa del equipo local de colaboradores, el cual, según el tamaño de la línea, está compuesto por tres a diez personas. “Tengo entendido que soy la única mujer en Krones que hace este trabajo. Es una gran oportunidad, pero también un reto – pero me encantan los retos”, dice Waan. 

    “Pensar y actuar en equipo es lo más importante”

    Waan nos revela más detalles sobre su actividad como jefa de obra y su trabajo, y por lo general como única mujer entre hombres en la entrevista a continuación.

    Article 25917
    Todos conocen a Premwadee Mongkolnam por su apodo “Waan”.

    Waan, siempre pareces estar de buen humor. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

    Me gusta que nunca es monótono. Siempre trabajo en proyectos diferentes y viajo a las obras en diferentes lugares. Me encanta trabajar siempre en sitios diferentes, porque no solo conozco a gente nueva, sino que también conozco nuevas culturas y su gastronomía.

    ¿Qué es lo más estresante para ti en tu trabajo?

    Me encargo principalmente de proyectos de máquinas nuevas, y el cronograma es por lo general bastante apretado. Si arrancas a 100 kilómetros por hora, tienes que mantener esta velocidad hasta el final. El año pasado estuvimos especialmente ocupados: debido a la pandemia de la COVID, era prácticamente imposible viajar, en especial para mis colegas europeos. Por lo tanto, hemos tenido que cubrir nosotros mismos todos los proyectos en la región Asia-Pacífico, y nos íbamos siempre directamente de obra en obra. Para ser sincera, fue bastante extenuante. Sin embargo, siempre nos divertimos y esto compensa los días más estresantes.

    Como jefa, tu asumes la responsabilidad del equipo local. ¿Tienes una “receta” para mantener la motivación y el buen ambiente en la obra?

    Pensar y actuar en equipo es lo más importante en mi concepto. Por lo general, siempre intento conocer las opiniones de los demás miembros del equipo antes de tomar una decisión. Esto es probablemente una de las razones por las que trabajamos tan bien juntos. Por ejemplo, me gusta conocer la opinión de los demás, antes de dar respuesta a un cliente, porque considero que esto es señal de respeto. Lógicamente, esto no siempre es posible: a veces, simplemente tengo que ejecutar las decisiones tomadas por mis superiores. Pero, por lo general, quiero que los miembros de mi equipo sepan que valoro sus opiniones.

    Siempre intento conocer las opiniones de los demás miembros del equipo antes de tomar una decisión. Erwin HächlPremwadee „Waan” MongkolnamJefa de obras de Krones de Tailandia

    Article 25914
    Waan y “su” equipo de la obra

    La mayoría de las veces los jefes de obra y técnicos del servicio posventa son hombres. ¿Es difícil para ti trabajar en un campo técnico predominantemente masculino?

    Yo diría que existen algunos factores que hacen que el trabajo sea más difícil para las mujeres. Sobre todo, al principio, tienes que demostrar más lo que sabes. Algunos de tus colegas te quieren poner un poco a prueba al principio, pero si eres consciente de ello, sabes cómo manejarlo. 

    Como no tengo una formación técnica, estuve un poco nerviosa al comienzo. Sin embargo, mi jefe y todos mis colegas me dieron confianza. Son muy amables, me cuidan y respetan mi trabajo. También mis colegas alemanes son muy amables y serviciales, y a veces incluso, un poco sobreprotectores.

    En general, somos un grupo estupendo. Nos respetamos el uno al otro y nuestro trabajo y cada uno en el equipo trabaja con mucha profesionalidad. Confío en mis colegas, que por lo demás no son solo colegas, sino también amigos.

    ¿Y qué pasa con los clientes? ¿Te respetan igual que tus colegas?

    No he tenido ninguna experiencia negativa en Malasia o Tailandia, ni en Camboya ni en Filipinas. Los clientes ven que trabajamos bien juntos como equipo. Nuestra profesionalidad y respeto mutuo generan también confianza en nosotros. Así que nunca he tenido problemas. Y, francamente, a veces es incluso más fácil para una mujer conseguir ciertos objetivos, porque, por ejemplo, quizás poseemos más tacto en algunos casos a la hora de argumentar con prudencia, en lugar de simplemente insistir en algo. Pero a veces también es necesario mostrar el lado más duro para alcanzar un objetivo.

    ¿Tiene algún consejo para las mujeres que también quieren trabajar en el ámbito técnico, como técnico de servicio posventa o incluso como jefa de obra?

    Yo provengo del mundo económico, y he tenido la experiencia que acá los propios intereses desempeñan un papel importante. Me gusta mi trabajo y soy una persona ávida de aprender. Y para ser sincera: incluso si uno ha estudiado mecatrónica o ingeniería eléctrica, todavía hay muchas cosas que desconoces de este segmento específico de la construcción de plantas industriales. Por eso es importante colaborar estrechamente, recibir instrucción estando ante las máquinas y adquirir experiencia sobre el terreno. Aprendí del respectivo jefe de obra y de los ingenieros. Y también creo que el factor más importante para el éxito de las mujeres en el campo técnico es la motivación y la diversión en su trabajo.

    Lógicamente, el trabajo no es todo. ¿Qué haces siempre en tus días libres?

    Las cosas típicas de chicas, voy a la pedicura o la manicura o de compras. Como equipo, compartimos mucho tiempo juntos; vamos a comer y salimos juntos y yo soy la única mujer. Para tener tiempo para mí y los asuntos para los que no tengo tiempo, todo el equipo sabe que los domingos están reservados para mí.

    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1