cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Backstage

    Sobre la drinktec 2022 y sobre lo que todavía queda por contar

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    20. septiembre 2022
    5:45 min.

    Cinco días de feria, mil vivencias: La drinktec 2022 ha llegado a su fin, pero las impresiones vividas tendrán repercusión durante mucho tiempo.

    La drinktec es como la Navidad, parece que no llegue nunca. Nos embarga la emoción y la ilusión. Y cuando por fin llega, se termina de momento. Al menos según el calendario. Pero las numerosas impresiones y conversaciones mantenidas en lo poco que duró seguirán haciendo efecto durante mucho tiempo. El viernes 16 de septiembre por la noche, todo el equipo de Krones tenía reflejado en la cara lo intenso que habían sido los cinco días de feria. Y casi ninguno de ellos pudo resistir la tentación de echar una última mirada atrás al abandonar el pabellón.

    Y hoy, nosotros, los del Krones magazine, nos sumamos a ellos. Aunque nuestra apretada agenda editorial ya nos apremia con los próximos temas, hemos optado por hacer un breve alto en el camino para preguntarnos: ¿Qué no hemos contado aún durante nuestra divulgación en directo? En este artículo hemos recogido las cinco principales preguntas sin responder sobre la drinktec (incluye las respuestas, por supuesto). ¡Disfrute de la lectura!

    Número 1: ¿Qué eran esos palos selfie?

    Precisamente algunos de nuestros visitantes más madrugadores se preguntaban: ¿Quiénes son esas personas en el stand de Krones que le hablan a la cámara de su teléfono móvil llevando un palo selfie a primera hora de la mañana? El desenlace del misterio: No se trataba de influencers en ciernes, sino de empleados del departamento de ventas de Krones China. Como no era posible que sus clientes viajaran a Múnich por las normas de cuarentena vigentes, ellos fueron los encargados de llevar la feria a China digitalmente. Y esto se hizo en directo y en exclusiva para todas y cada una de las partes interesadas, y lo hicieron explicando detalladamente todos los equipos expuestos y respondiendo a las preguntas. Una solución creativa y pragmática que gustó visiblemente a todas las partes involucradas. No en último término porque en China grandes grupos de compañeros solían juntarse virtualmente para una transmisión en vivo de datos a través de Internet. ¿Celebrar juntos las ferias divulgando públicamente en directo? ¡La idea tiene potencial!

    Image 30316

    Número 2: ¿Por qué un pabellón entero?

    ¿Qué temas presentamos en el stand? ¿Qué equipos vamos a exponer? Estas preguntas surgen lógicamente antes de cada drinktec. Tarde o temprano siempre se llega a la misma conclusión: Tenemos 11.000 metros cuadrados, y aun así es poco espacio. Al igual que todos los demás expositores, naturalmente queremos ofrecer un espectáculo único y, sobre todo, relevante para los visitantes de una feria que reúne a todo el sector. Al fin y al cabo, la próxima oportunidad de hacerlo llegará dentro de unos años. Es más: En vista del número de nuestros clientes, productos y filiales, en el periodo de tiempo que transcurra entre feria y feria surgirán tantos proyectos, desarrollos e ideas que otra vez el espacio disponible apenas nos bastará para la próxima drinktec. La cuestión es: “¿Es realmente necesario un pabellón entero?”, esa es la pregunta que se hacen no solo algunos visitantes, sino sobre todo nosotros mismos, aunque en realidad ya deberíamos conocer la respuesta.

    Número 3: ¿Qué fue lo más destacado de la feria?

    Cuanto más grande es el evento y más amplia es la gama de temas, más difícil es responder a esta pregunta. Suele ser así. Sin embargo, esta vez casi todos coinciden en que la interacción personal fue más importante e impresionante que todos los temas técnicos. Porque eso es exactamente lo que más ha faltado en los últimos años: poder sentarse juntos a la mesa para hablar, reír y disfrutar de una buena comida. El lugar perfecto para ello fue la caseta alpina de Krones, el corazón del stand de la feria.

    Andreas Schmidt, titular de la empresa de catering Prinzipal, y su equipo de 110 personas atendieron a nuestros invitados con variados menús de tres platos y creativos tentempiés. Para que todo fuera recién hecho, se instaló una carpa con una cocina profesional en el exterior, frente al pabellón. Todos los días salían unos 3.000 platos de la cocina a lo que se sumaron las 600 comidas destinadas al personal del stand de Krones. Cada plato fue servido con cordialidad y amabilidad. Y eso a pesar de que las 775 plazas de la caseta alpina de Krones estaban ocupadas prácticamente todo el día y de que el despacho de los últimos almuerzos se fuera traduciendo paulatinamente en la preparación de los eventos de la noche. “En algún momento, y por diversión, nos pusimos a comparar nuestros podómetros después de cumplir con los turnos. De media, mi gente dio 36.000 pasos, y la que más hizo llegó a dar 40.000”, cuenta Andreas Schmidt. A pesar de lo doloridos que pudieran estar los pies, el equipo de Prinzipal también se marcha de Múnich con cierta melancolía. “Llevamos en el stand de Krones desde el año 2005 y siempre nos alegramos cuando finalmente arranca de nuevo”, dice Schmidt. 

    El ambiente, la cordialidad, la mezcla de naciones y culturas, ¡también es algo muy especial para nosotros! Erwin HächlAndreas SchmidtTitular de Prinzipal

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    Número 4: ¿Un bar que solo sirve agua?

    Eso también provocó algunas caras de desconcierto. Pero no duró mucho. Quienes osaron precavidamente por arrimarse al mostrador de este bar tan peculiar no encontraron otra cosa más que agua. Agua y a Florian Köglmeier y sus compañeros. Köglmeier y su equipo son expertos sumilleres de agua que forman parte del Krones Water Design Team y perseguían una misión en la feria: mostrar a los visitantes la diversidad del agua y cómo fabricar agua a su gusto. Con cordialidad y conocimiento, estos sumilleres de agua dejaron con la boca abierta incluso al más pintado. Al fin y al cabo, ¿quién iba a decir que un agua muy mineralizada y con mucho calcio enturbia los zumos de ruibarbo y otras bebidas de mezcla con agua? ¿O que un agua con alto contenido en sal puede ayudar si la noche anterior te pasaste de fiesta en la caseta alpina de Krones (ver pregunta número 3)? Al principio de la feria todavía había que explicarles a los visitantes en qué consistía la degustación, pero a partir del segundo día, estos ya se dirigían decididos hacia el bar del agua. “Un visitante me dijo que había venido porque de camino al pabellón de Krones se lo habían recomendado tres veces”, ríe Florian Köglmeier.

    Número 5: ¿Qué pasa ahora con las vision boards?

    Lo digital está en todas partes, ¿o no? Precisamente lo que más llamó la atención fue la apuesta por lo analógico y lo hecho a mano en el centro del stand. Estamos hablando de las grandes columnas negras hexagonales sobre las que Gabriele Schlipf y su equipo dibujaban en directo de lo que se conversaba a su alrededor. Una experiencia increíble tanto para los visitantes como para el personal del stand de Krones, porque podían ver directamente cómo sus pensamientos e ideas tomaban forma. Literalmente. Estas vision boards negras se llenaron rápidamente porque en ellas estuvieron trabajando al mismo tiempo hasta tres artistas a la vez, lo que atraía a su vez a nuevos visitantes.

    Aunque los temas más tratados fueron naturalmente la sostenibilidad y la digitalización, temas que suelen ser muy abstractos, estos traductores simultáneos visuales siempre encontraban formas sorprendentes de simbolizar el contenido de dichas conversaciones de forma vívida y no pocas veces con un guiño. “Como los dibujos representan pensamientos, estos tienen deliberadamente un carácter ligeramente inacabado”, explica Gabriele Schlipf. “Pueden y deben seguir siendo fuente de inspiración mucho después de que termine la feria y permitir que las ideas plasmadas tomen forma en la mente del observador”.

    Esas han sido nuestras cinco principales preguntas (respondidas), aunque en realidad habría mucho más que contar. Por ejemplo, que nuestros visitantes más lejanos vinieron de Papúa Nueva Guinea y que estuvieron viajando 40 horas para llegar a Múnich. O que nuestro equipo presente en la feria ya empezara con la planificación del desmantelamiento del stand la semana previa a la celebración de la drinktec con el fin de liberar por completo el pabellón y dejarlo limpio para el evento del viernes próximo. Si tiene alguna pregunta específica que no hayamos respondido todavía, no dude en dejar un comentario en nuestros canales de redes sociales o enviarnos directamente un mensaje.

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.
    20. septiembre 2022
    5:45 min.
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1