cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Referencia

    Fuerte demanda: cervezas especiales en aumento

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    La cervecería belga de cervezas especiales De Halve Maan ha más que duplicado su capacidad con una nueva línea de vidrio retornable de Krones.
    • Hoy en día, Brugse Zot es la cerveza más conocida de la cervecería De Halve Maan. En el 2008 la cervecería logró readquirir la marca Straffe Hendrik.

    Tasas de crecimiento anual de dos dígitos, de cero a 65.000 hectolitros en 15 años, y una creciente demanda internacional: solo era cuestión de tiempo que fuese necesaria una nueva línea de embotellado con mayor capacidad y flexibilidad en el embalaje. La cervecería belga de cervezas especiales De Halve Maan (que en castellano significa “la media luna”) lo ha hecho ahora realidad con una nueva línea de Krones.

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    Oficialmente, Xavier Vanneste dirige la cervecería De Halve Maan en Brujas (Bélgica), en sexta generación, pero con interrupciones. De hecho, hubo tiempos en los cuales las cosas no marchaban bien para la empresa familiar: su abuelo vendió la marca estrella Straffe Hendrik (en castellano “Hendrik fuerte”, un homenaje a todos los Hendriks y Henris valientes de la familia) a una cervecería en 1988, y su madre incluso tuvo que cerrar completamente la empresa en 2002. Pero Xavier Vanneste quería volver a ser un cervecero, como las cinco generaciones de su familia que lo precedieron desde 1856. El edificio histórico y los antiguos equipos todavía existían. “Al principio, mi familia no estaba muy entusiasmada con mis planes de reactivar la cervecería porque sabían lo difícil que es el negocio”, afirma. “Pero tampoco fue malo tener estas voces críticas en mi entorno que acompañaban mi plan de negocio. Y, por supuesto, mi familia también conoce la industria y eso siempre es bueno”.

    Image 30467
    “Al principio, mi familia no estaba muy entusiasmada con mis planes de reactivar la cervecería porque sabían lo difícil que es el negocio”, recuerda Xavier Vanneste, quien dirige actualmente la cervecería De Halve Maan, en sexta generación.

    Reactivación de la cervecería en 2005

    Para reanudar la actividad cervecera en 2005, Xavier Vanneste desarrolló la cerveza Brugse Zot (en castellano “el bufón de Brujas”), la cual fue rápidamente muy bien recibida por los consumidores. Hoy en día, Brugse Zot es la cerveza más popular de la cervecería De Halve Maan, y está disponible en cuatro variedades, incluida una sin alcohol. Esta marca representa alrededor del 70 por ciento de la producción.

    Entretanto, la cervecería que había comprado Straffe Hendrik en 1988 quebró y Xavier Vanneste logró recomprar la marca al nuevo propietario interino en 2008. Bajo este nombre, De Halve Maan produce hoy varias cervezas fuertes con un grado alcohólico volumétrico entre 8,5 y 11 por ciento. En 2019, la cervecería también adquirió la marca tradicional de cerveza de trigo Blanche de Bruges (Blanca de Brujas).

    En total, De Halve Maan produce actualmente alrededor de diez cervezas diferentes de alta fermentación y, según el proceso típicamente belga, las somete luego a una segunda fermentación en botella. Para ello, se añade un poco de azúcar durante la filtración, luego las cervezas se calientan primero en un pasteurizador flash y luego se dosifica la levadura en línea. A continuación, las botellas llenas permanecen en una cámara de calor durante 14 días para la segunda fermentación antes de abandonar la fábrica de cerveza.

    Image 30468
    En total, De Halve Maan produce actualmente alrededor de diez cervezas diferentes de alta fermentación.

    Sala de cocción CombiCube en la planta cervecera tradicional

    Hasta el año 2010, la producción ya había aumentado a unos 15.000 hectolitros, y las instalaciones en el casco antiguo de Brujas se estaban quedando pequeñas. Por ello, la cervecería de cervezas especiales trasladó el embotellado y la bodega de guarda a un nuevo edificio en las afueras de la ciudad, en donde instaló una línea de barriles y una línea de botellas de vidrio usada de Krones, la cual completó con máquinas de Kosme. Camiones cisterna transportaban la cerveza verde desde el emplazamiento de la cervecería con la sala de cocción y la bodega de fermentación a través de toda la ciudad hasta el emplazamiento para el almacenamiento y llenado. En el 2016, la cervecería abandonó este sistema cuando construyó bajo tierra una tubería de más de tres kilómetros de longitud entre la planta cervecera y el embotellado. 

    Para entonces la producción anual ya ascendía a 50.000 hectolitros. La tubería consta en total de cuatro tubos por los que fluyen todos los tipos de cerveza hacia la planta embotelladora o, al contrario, el agua para la elaboración de la cerveza desde ahí a la planta cervecera. En 2014, De Halve Maan ya había puesto en servicio una nueva sala de cocción, un sistema CombiCube de Steinecker, con una producción de 200.000 hectolitros al año, con lo cual tiene aún capacidad libre para aumentar la producción en el futuro.

    “Largas e interesantes charlas con mucha gente”

    Debido a la creciente demanda de las cervezas especiales, la línea de embotellado pronto llegó al límite de su capacidad de 8.000 botellas por hora. “Ya entonces funcionaba las 24 horas, siete días a la semana con tres turnos diarios. A continuación, siguieron las visitas a los colegas cerveceros, así como largas e interesantes discusiones y debates con mucha gente sobre cómo proceder, qué tecnologías serían las adecuadas y cuáles socios deberíamos elegir”, recuerda Xavier Vanneste. “Este proceso duró un período de cuatro a cinco años, porque también fue necesario adquirir el terreno junto a la planta embotelladora existente”. Porque al final, la cervecería familiar decidió invertir en la construcción de una nueva planta de embotellado. Dicha planta ofrece ahora espacio suficiente para la línea de kegs, así como para una nueva línea de llenado de botellas con un rendimiento de 24.000 envases por hora (en relación con la botella de 0,33 litros). Con la puesta en servicio en mayo 2021, esta línea sustituyó la línea existente y, al mismo tiempo, aumentó significativamente la capacidad. Nuevamente el pedido fue adjudicado a Krones.

    Bloque de enjuagadora y llenadora con absorción mínima de oxígeno

    En la parte húmeda, la nueva línea consta, entre otros, de:

    El bloque de enjuagadora y llenadora está encapsulado y para su limpieza se utiliza espuma. Después del llenado, se inyectan unas gotas de agua caliente en la botella, la diferencia de temperatura hace que la cerveza forme espuma. La espuma desplaza el aire en el cuello de la botella y la botella se cierra inmediatamente después. De este modo, la absorción de oxígeno se reduce al mínimo. Además de la taponadora de tapones corona, la línea dispone de una encorchadora y una bozaladora para las botellas de 0,75 litros. La etiquetadora modular Ergomodul puede procesar tanto etiquetas con adhesivo frío como también etiquetas autoadhesivas.

    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1