cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Tendencia

    ¿Cuándo es sostenible la botella de vidrio retornable para la leche?

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    24. noviembre 2022
    8:20 min.
    Las variables más importantes que influyen en la sostenibilidad de un envase tomando el ejemplo de una línea de vidrio retornable para leche
    • Si las condiciones marco son las adecuadas, la botella de vidrio retornable es un envase muy sostenible para la leche.

    La central lechera bávara Berchtesgadener Land recibió el premio en innovación en materia de reutilización de envases por su nueva línea de vidrio de Krones por parte de la Deutsche Umwelthilfe, una organización alemana para la defensa del medio ambiente y los consumidores y la Fundación Initiative Mehrweg, que fomenta la iniciativa en el retornable. Esto nos anima a tomar este ejemplo para examinar las variables que influyen en la sostenibilidad de un envase.

    “Suelen preguntarme si existe un envase sostenible y la respuesta es un rotundo no. Siempre hay que tener en cuenta las condiciones marco de todo el sistema y de todo el ciclo de vida del envase”, dice Martina Birk, jefe de sostenibilidad de Krones. Los productores de bebidas no tienen control sobre todas las variables. Pueden controlar su operación, el producto o el mercado objetivo, pero parámetros como la existencia de una infraestructura de reciclaje o de reutilización, los requisitos legales o los deseos de los consumidores permanecen fuera de dicho ámbito. Así que depende de cada caso. Krones cuenta con especialistas que asesoran a sus clientes en todos los aspectos relacionados con la sostenibilidad y la elección del mejor envase. Tomando el ejemplo de la nueva línea de botellas de vidrio retornable para leche del día y nata de Berchtesgadener Land, este artículo analiza las principales variables.

    Requisito previo: la infraestructura y la cultura de lo retornable

    El envase debe ajustarse al mercado. En países en los que todos los procesos están optimizados para reciclar las botellas de PET, una botella de vidrio retornable difícilmente sería aceptada. En Alemania, en cambio, los consumidores están acostumbrados a los productos reutilizables, y los procesos y sistemas de devolución están muy afianzados. Y a nivel político también es algo a lo que se aspira cada vez más. De hecho, la directiva europea de 2019 relativa a los envases y residuos de envases establece el objetivo de aumentar la cuota de reutilización del 41 al 70 por ciento en el caso de las bebidas. Berchtesgadener Land comercializa sus productos en botellas de vidrio retornable principalmente en el sur de Alemania, donde puede contar con un sistema operativo del retornable.

    La tendencia de la leche en botellas de vidrio

    La botella de vidrio es el envase más común y prácticamente el único envase retornable para la leche. Está muy bien visto por los consumidores, es sostenible y protege la calidad del producto. Recientemente, ha experimentado un nuevo auge: en Alemania, en 2019 se vendió alrededor de un 30 por ciento más de leche en botellas de vidrio retornables que el año anterior, a pesar de que la cuota de reutilización de los envases en el caso de las bebidas lácteas sea baja, en torno al 1,3 por ciento. No siempre fue así: en 2015, el instituto alemán IFEU para la investigación energética y medioambiental, descubrió que la tasa de vidrio reutilizable en el caso de la leche del día se redujo en un 90 por ciento entre 1995 y 2005. Berchtesgadener Land comenzó a sentir de nuevo un aumento en la demanda de leche en botellas de vidrio retornable cuando la antigua planta llegó a su límite. Con la nueva línea de llenado de Krones la empresa duplicó sus capacidades de llenado hasta llegar a las 12.000 botellas por hora, encontrándose actualmente en condiciones de atender a los enamorados de la leche y la nata en vidrio retornable.

    Consultoría en sostenibilidad de Krones

    Krones ofrece un amplio asesoramiento en materia de energía y sostenibilidad, especialmente para la industria de bebidas. También en materia de sostenibilidad del envase y embalaje. Los expertos internos de Krones en materia de reciclaje, envasado y embalaje de productos trabajan según los principios del diseño ecológico, identificando las principales palancas de las que disponen los clientes a la hora de elegir el envase y la maquinaria. El servicio de consultoría incluye el análisis y la clasificación del material de envasado, el asesoramiento acerca de las instalaciones de reciclaje de los distintos plásticos y el asesoramiento acerca del diseño de envases y máquinas embaladoras sostenibles. Para el diseño de los envases el equipo de consultores identifica junto con los clientes el potencial de ahorro de recursos, energía, material y emisiones de CO2.

    Esencial para el balance ecológico: la limpieza, los trayectos recorridos durante el transporte y la tasa de circulación

    Los principios de diseño ecológico son de gran ayuda a la hora de decidir qué envases son sostenibles y cuáles no. Esto saca a colación todos los aspectos relevantes en la cadena de suministro como la producción y el peso de los envases, los tramos que recorre y la flota de transporte, el proceso de llenado, consistente en la limpieza, el llenado, el etiquetado y el embalaje, así como los recursos adicionales que requiere el sistema en cuestión –en el caso de los envases retornables, su clasificación, su almacenamiento y su limpieza. Al asesorar a los clientes, los especialistas de Krones siguen estos principios para identificar los mayores resortes con los que cuentan los clientes a la hora de elegir envases y máquinas.

    El balance ecológico proporciona los datos que Krones utiliza para optimizar sus máquinas en términos de sostenibilidad. “Queremos reducir el balance total del producto y estamos buscando los mayores resortes para lograrlo. En el caso de la botella retornable para leche estaríamos hablando de una máquina lavadora con un mínimo consumo de energía y agua”, explica Martina Birk. Considerando diversas evaluaciones realizadas de los balances ecológicos de la leche en vidrio retornable, los parámetros más relevantes son el proceso de llenado y, en particular, el lavado de las botellas, el transporte y la tasa de circulación, a lo que le siguen la fabricación de las botellas, así como su transporte, y la fabricación y el procesamiento de etiquetas y tapas. Además, hay que tener en cuenta el coste del embalaje secundario, es decir, la caja de seis botellas de un litro y la caja de 12 botellas de 0,5 litros.

    Queremos reducir el balance total del producto y estamos buscando los mayores resortes para lograrlo. En el caso de la botella retornable para leche estaríamos hablando de una máquina lavadora con un mínimo consumo de energía y agua. Erwin HächlMartina BirkJefe de sostenibilidad de Krones

    Limpieza

    Las botellas de leche usadas llegan contaminadas con grasas y proteínas poco solubles. Por tanto, los recursos que se han de invertir en el lavado son significativamente mayores que en el caso de las botellas de agua mineral, por ejemplo. El consumo de energía, de agua y de detergente por botella es determinante para la evaluación del balance ecológico. Según el principio del círculo de Sinner, en el proceso de limpieza existen cuatro mecanismos de acción: la temperatura, el tiempo, la química y la mecánica. Estos cuatro parámetros se combinan en la Lavatec D4 de Krones, la nueva lavadora de botellas de Berchtesgadener Land, de tal manera que la línea se ha convertido en una de las más económicas en cuanto a consumo de agua y de detergente se refiere en el sector lechero. El proceso apuesta por el factor tiempo y trata las botellas durante 16 minutos. Un sistema especial de filtración reduce el consumo de agua y de sosa cáustica. Por un lado, las botellas permanecen dentro de la sosa cáustica durante mucho tiempo y únicamente se rociarán con agua fresca en el último ciclo de aclarado y, por otro, la sosa cáustica se utiliza durante más tiempo en general. En comparación con su predecesora, la Lavatec D4 de Berchtesgadener Land utiliza un 30 por ciento menos de agua (de 230 a 300 mililitros, según la botella) y un 15 por ciento menos de sosa cáustica (de 150 a 170 litros al día).

    Image 31060
    La nueva lavadora Lavatec D4 utiliza un 30 por ciento menos de agua y un 15 por ciento menos de sosa cáustica que su predecesora.

    Transporte

    El transporte es especialmente relevante en el caso de la leche del día en vidrio retornable por dos razones: en primer lugar, porque el producto debe mantenerse en frío siempre y, en segundo lugar, porque las botellas presentan un peso relativamente alto (400 gramos), lo que también se refleja en el consumo de combustible para el transporte de vuelta de los envases vacíos. Esta repercusión en el balance ecológico puede mejorarse potenciando la eficiencia en el transporte, optimizando el peso de las botellas y, en su caso, mediante la introducción de un sistema de fondo común de envases retornables estándar en el que se involucren conjuntamente a varios proveedores. En general, la leche en botellas retornables de vidrio tiene muy buena acogida a nivel regional.

    La central lechera de Berchtesgadener Land restringe sus rutas de distribución al sur de Alemania, su zona de comercialización. Debido a que dispone de su propia flota de vehículos, la compañía tiene todo el control sobre el transporte. Sus nueve camiones de 40 toneladas consumen una media de tan solo 27 litros de combustible cada 100 kilómetros, un buen 20 por ciento menos que la media de la UE, que el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT) cifraba en 2017 en 33 litros. Esto se consigue mediante la capacitación periódica de los conductores y equipando a los camiones con un control de crucero predictivo para ahorrar combustible, el Predictive Powertrain Control. La cooperativa comparte botellas estándar de un fondo común con algunos otros proveedores, lo que reduce los trayectos de transporte.

    Tasa de circulación y partidas de retornables

    La tasa de circulación, es decir, las veces que puede ser reutilizada una botella antes de que deba ser sustituida, tiene una influencia significativa en el balance ecológico. Así pues, una tasa de circulación alta reduce la cantidad de energía y de materias primas que sería necesario invertir para fabricar botellas nuevas. Y una alta cuota de reciclaje (que en el caso del vidrio es de unos dos tercios) reduce la demanda de materias primas, pero no de energía. Las centrales lecheras tienen un control limitado sobre la tasa de circulación. Así pues, en los valores puede influir positiva o negativamente el hecho de que un fondo común de envases retornables se encuentre en buenas o en malas condiciones. En el caso de la leche, el Instituto IFEU detectó un importante deterioro del fondo común de retornables en su evaluación del balance ecológico de 2015: de 23 lecherías encuestadas en 1995, solo siete seguían envasando en botellas de vidrio retornables en 2015. Desde entonces, se ha sumado un nuevo reto por la aparición de actores cuyas botellas, procesos y productos envasados (por ejemplo, frutos secos o muesli) no se ciñen a los estándares. Las centrales lecheras eliminan estos envases del proceso de producción y tienen que comprar nuevos. El número de botellas en circulación disminuye y el consumo de energía y de materias primas para fabricar nuevas, aumenta. Recientemente se ha elaborado una nueva guía de referencia acerca de la explotación de los sistemas de fondo común de envases retornables para la leche. Por tanto, cabe esperar que las rutas de transporte y las tasas de circulación sigan mejorando. Berchtesgadener Land estima su tasa de circulación entre diez y quince, y cuenta con que la cifra aumente con la reactivación del sistema de fondo común de envases retornables para leche.

    Parámetros relevantes para la sostenibilidad de las botellas de vidrio retornables para leche

    • Las condiciones marco adecuadas: En el mercado debe existir una infraestructura y una cultura de la reutilización.
    • Eficiencia de la máquina lavadora: El lavado de las botellas contribuye más al balance ecológico en el caso de la leche que en el del agua mineral, por ejemplo. Esto hace que el bajo consumo de energía, agua y detergentes sea aún más determinante.
    • El transporte gana peso: Breves trayectos de transporte y el uso de vehículos y métodos de conducción de bajo consumo mejoran este aspecto del balance ecológico.
    • El número de botellas en circulación: El balance mejora gracias a una elevada tasa de reposición. Esto, a su vez, aumenta con el uso de botellas estándar.
    • Sistemas de fondo común de envases retornables en buenas condiciones mejoran la tasa de circulación y los trayectos de transporte.

    La botella de vidrio retornable es una solución sostenible para la leche

    La botella de vidrio retornable es una solución sostenible para la leche del día producida por la central lechera Berchtesgadener Land con métodos ganaderos respetuosos con el medio ambiente. Existen tres factores que contribuyen significativamente a ello: la lechería se centra en la eficiencia energética y de recursos integrando los correspondientes procesos y equipos como la nueva línea de vidrio retornable de Krones, el uso de botellas estandarizadas y la limitación de la zona de distribución de estos productos. Para otras empresas, la búsqueda de los envases más sostenibles puede llevar a un resultado diferente, dependiendo de las condiciones marco. Aquí es donde los especialistas de Krones pueden ayudar, revisando con el cliente la diversidad de opciones existentes para encontrar e implementar la mejor solución en cada caso.

    24. noviembre 2022
    8:20 min.
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1