cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    La cerveza artesanal
    El momento mejor para la cerveza
    Volver a La cerveza artesanal |
    El momento mejor para la cerveza

      Es una de las historias clásicas del ámbito estadounidense aún joven de la cerveza artesanal.

      No es la historia del lavador de platos que llega a millonario como sucedía antes en esta tierra de las oportunidades ilimitadas sino la de un cervecero casero aficionado que convierte su cervecería en una de las 20 cervecerías artesanales más grandes de los EE. UU. en apenas dos décadas: la Dogfish Head Craft Brewery en Milton, Delaware, produjo el año pasado escasos 300.000 hectolitros de cerveza y con su actual expansión duplica sus capacidades de producción. La cervecería instaló para el embotellado una línea llave en mano de Krones con un rendimiento de 39.000 botellas por hora, cuya parte seca está equipada con una línea modular de embalaje Varioline altamente flexible.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      La inversión en la nueva línea de Krones fue parte de un plan maestro concretado en el 2011. Hasta ese entonces Dogfish Head vendía 210.000 hectolitros, la mayor parte en botellas de vidrio de 12 onzas. El plan de negocios preveía aumentar la capacidad a 587.000 hectolitros con énfasis en el embotellado de botellas de 12 onzas. «Cuanto más nos acercábamos al tope de nuestra capacidad, se hizo más evidente: No nos podíamos quedar con los brazos cruzados», explica el director ejecutivo Nick Benz. En total la cervecería invirtió en dos años más de 50 millones de dólares estadounidenses en la ampliación de la planta cervecera completa.

      Bajo presión de tiempo

      Desde un comienzo Dogfish Head había decidido adjudicar la línea de embotellado a un proveedor llave en mano. Varias razones favorecieron a Krones: «Krones estuvo muy interesada y reaccionó de manera muy comprometida, el diseño de la línea era muy detallado y Krones nos ofrecía sobre todo el mejor cronograma. Eso era muy importante para nosotros ya que estábamos bajo presión con nuestra capacidad instalada», explica Nick Benz. «Krones es el estándar en la industria y ya habíamos tenido buenas experiencias con una etiquetadora de Krones en nuestra línea pequeña», enfatiza también Mike Frank, gerente ejecutivo del proyecto. En abril del 2013 inició la instalación, en octubre del 2013 arrancó la línea «sin contratiempos», como complementa Mike Frank. También la fase de puesta en marcha de la línea fue perfecta. Dogfish Head invirtió en un paquete de entrenamiento in situ de la Academia Krones. «Este entrenamiento directamente en la línea fue muy provechoso», comenta Matt Eisenmann, jefe del grupo de ingeniería y mantenimiento.

      Sistema eficiente de documentación de líneas

      Una despaletizadora por empuje de botellas de vidrio nuevas Pressant Universal 1A alimenta las botellas no retornables a la línea. Con descarga alta las botellas de vidrio son empujadas a la cinta transportadora masiva, separadas y conducidas al nivel inferior de embotellado por un transportador inclinado. La primera estación es una inspeccionadora de envases vacíos Linatronic. «La Linatronic electrónica nos proporcionó una visión completamente nueva», comenta Matt Eisenmann. «Pudimos aumentar la seguridad y mejorar nuestros envases de vidrio para los consumidores». Las botellas vacías son conducidas luego al bloque de enjuagadora y llenadora compuesto por una enjuagadora Moduljet y una llenadora a contrapresión Modulfill HRS. «Anualmente llenamos alrededor de 35 cervezas diferentes: con densidades diferentes, cervezas que reaccionan de manera diferente a la inyección por alta presión y la llenadora domina a la perfección toda esta diversidad. La absorción de O2 es muy constante y baja. También mejoró claramente la precisión del nivel de llenado, el cual controlamos con el Checkmat postconectado. Esto mejoró también la eliminación de botellas rechazadas», comenta Matt Eisenmann.

      La línea cuenta con un sistema de documentación de líneas (LDS) de orden superior. «Gracias al LDS todos los datos están siempre disponibles, las funciones de alarma están muy bien sincronizadas, los operadores pueden actualizar el software con sus propios conocimientos y compartirlos con los demás colaboradores. Ahora estamos trabajando con Krones para instalar como proyecto piloto la siguiente versión del software de LDS, SitePilot Line Diagnostics. Esto también refuerza nuestra buena relación con Krones. Además, nos alegra que Krones pueda integrar el LDS en nuestra línea de barriles de otro proveedor», explica Matt Eisenmann. Después del Checkmat, las botellas recorren un calentador LinaTherm para evitar en la etiquetadora una formación de condensado en las botellas llenadas entre un a dos grados Celsius. Antes de instalar la línea de embotellado, Dogfish Head cambió el diseño de las botellas de vidrio y las decoró con una zona en relieve en el cuello de la botella. Esto también influenció la elección de la etiquetadora: una Topmatic con conjunto de etiquetado de adhesivo frío era suficiente ya que ahora solo había que aplicar una etiqueta delantera.

      Varioline altamente flexible

      Una vez decoradas, las botellas pasan al embalado final. Dogfish Head adquirió con la Varioline una línea modular de embalaje altamente flexible. El sistema permite diversas posibilidades de combinaciones de multiempaques y embalajes finales y ajusta de manera completamente automática y desde el pupitre de mando el tipo de embalaje preprogramado. Con una sola máquina se pueden realizar procesos de embalado de dos etapas: de ese modo los envases primarios llenados previamente son combinados por una sola máquina con embalajes secundarios y terciarios.

      Perfectamente preparado para el futuro

      Dogfish Head utiliza la línea modular de embalaje Varioline para empacar las botellas de vidrio de doce onzas en embalajes open carrier de cuatro y seis unidades, los cuales se introducen luego en cajas plegables sin separadores. Dos módulos encartonadores conectados uno detrás de otro desdoblan los cartones troquelados del embalaje open carrier, el tercer módulo introduce las botellas, el cuarto abre los cartones de 24 unidades, el quinto coloca los embalajes open carrier en las cajas de despacho y el sexto módulo finalmente cierra los cartones. El gran atractivo de la línea está en su viabilidad futura: si el mercado exige embalajes nuevos, entonces la Varioline se ajusta a estas nuevas tendencias de embalajes. Hasta ahora todavía no hay variantes nuevas planeadas pero así Dogfish Head está perfectamente preparado para los retos del futuro: en 30 minutos se cambia de cuatro a seis unidades por embalaje y viceversa, explica Mike Frank: «La Varioline nos ofrece una flexibilidad muy alta y ocupa muy poco espacio. Porque ejecuta las tareas de cinco máquinas y sin transportadores intermedios».

      Tanto para Mike Frank como también para Matt Eisenmann la línea de Krones es una línea tecnológicamente muy desarrollada, la cual recibe elogios de todas partes. Para el servicio posventa Dogfish Head utiliza la línea de asistencia directa de Krones ya sea en los EE. UU. o en Alemania y la cual, según Mike Frank, es «muy útil», a través de la cual los colaboradores de Krones acceden directamente a la línea a través del VNP.

      No existe un momento mejor que el actual

      Dogfish Head tiende a producir cervezas experimentales y extremas. El periodista de temas cerveceros Michael Jackson de fama internacional describió a Dogfish Head en una ocasión como «la microcervecería más interesante y emocionante de América».

      «No hay días mejores como aquellos en los cuales produzco pequeños lotes de cerveza o cuando puedo participar en catas y degustaciones de cervezas experimentales de nuestro maestro cervecero», comenta Sam Calagione. Sin embargo, también conoce sus límites: «No soy un buen ingeniero, otros en Dogfish Head sí lo son. Pero estoy muy contento que hayamos hecho realidad la nueva línea de embotellado con Krones». El salto de la microcervecería de restaurante más pequeña de EE. UU. a su actual tamaño sigue siendo para él un largo y loco viaje. «Ahora nos damos el lujo de tener las mejores tecnologías del mundo y cada vez me siento orgulloso cuando veo funcionar la línea de Krones. La cerveza continuará siendo el alma de nuestra empresa y Krones es para mí como una gran arteria que la transporta». Abb.: En 2002 Dogfish Head dio un paso realmente grande: en la pequeña localidad de Milton del interior, Dogfish Head adquirió una antigua fábrica de conservas e integró acá una nueva planta cervecera industrial.

      Persona de contacto

      John Muha
      Krones Inc., USA
      T: +1 201 5196710
      E-Mail


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1