cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    Nueva sala de cocción de Steinecker para la cervecería Kaiserdom
    Volver
    Nueva sala de cocción de Steinecker para la cervecería Kaiserdom

      El vínculo que une Krones y la cervecería Kaiserdom tiene una dilatada tradición. La primera máquina de Krones que esta tradicional cervecería empleó fue una etiquetadora para botellas con tapón mecánico en 1959 y desde 1968 elabora cerveza con una sala de cocción de Steinecker. Luego llegó el momento de las nuevas tecnologías, la automatización y la mayor eficiencia energética. Tras la ampliación de la bodega de maduración y fermentación, Kaiserdom invirtió en una nueva sala de cocción confiando para ello en Krones.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

       

      Kaiserdom es una de las cervecerías más antiguas de Baviera. Fundada en 1718, recientemente celebró su 300 aniversario. «Pero la autorización para servir bebidas con alcohol ya existía en la posada de esta cervecería desde el siglo XIV», subraya Georg Wörner, socio gerente de la cervecería. Su hijo, Felix Wörner, la quinta generación de esta empresa familiar, lleva trabajando cinco años en ella y recientemente se ha incorporado al equipo de dirección. Kaiserdom es una cervecería que ofrece una amplia gama de productos, desde la cerveza clara hasta la cerveza tipo Pilsen, desde la de exportación y la cerveza negra hasta productos de temporada como la cerveza tipo bock o de fiesta. Ya sea de fermentación alta o baja, todos los productos se elaboran en la localidad de Bamberg, su sede principal, con una producción anual actual de 320.000 hectolitros. Además de las cervezas clásicas, la compañía también ofrece bebidas como la radler (mezcla de cerveza y limonada) o bebidas energéticas.

      Para el embalaje, esta cervecería privada apuesta por botellas de vidrio y latas, dependiendo de la región de venta. Para su éxito, Kaiserdom no solo basa su negocio en las ventas a nivel nacional, sino que se apoya en tres pilares: además de la venta nacional de sus propias cervezas, la cervecería acepta encargos de elaboración de cerveza y de envasado para terceros. El tercer y mayor pilar es ahora el negocio de la exportación, con una cuota de aproximadamente el 65 por ciento. 

      Proyecto generacional: una nueva sala de cocción

      No solo el aumento de las exportaciones, sino también la antigüedad de la sala de cocción exigían la ampliación de las capacidades de producción. Hace algunos años, Kaiserdom le encargó a Krones la ampliación de la bodega de fermentación y maduración con ocho nuevos tanques y una nueva bodega de levadura. Casi coincidiendo con la renovación en el equipo directivo, la cervecería continuó su historia en común con Krones adquiriendo una nueva sala de cocción con una capacidad para 150 hectolitros de mosto frío. Esta no es la única razón por la que la nueva adquisición es una especie de proyecto generacional para Georg Wörner: «En los últimos diez años ya teníamos claro que queríamos reemplazar la sala de cocción», explica.Así pues, se concretaron los requisitos y los objetivos que debía cumplir la nueva línea: una sala de cocción totalmente automática de bajo consumo energético y una alta tasa de recuperación de energía, mínimos gastos de personal y, sobre todo, constancia en la calidad de la cerveza. «De las propuestas recibidas de varios fabricantes, la propuesta de Krones fue la que más nos convenció. Era exactamente lo que queríamos: una sala de cocción automatizada con eficiencia energética. La única intervención manual deliberada e intencionada sigue siendo la dosificación de lúpulo», subraya Felix Wörner.

      00 - Article 20666
      Georg y Felix Wörner, gerentes de la cervecería privada Kaiserdom (de izquierda)

      Sala de cocción con eficiencia energética

      La nueva sala de cocción reemplaza la sala de cocción de Steinecker de forma trapezoidal del 1968. Asimismo, Kaiserdom aumentó así sus capacidades de producción a diez cocciones diarias, logrando un aumento del rendimiento del 40 por ciento.

      Krones suministró una sala de cocción completa con

      • dos recipientes de maceración ShakesBeer EcoPlus,
      • cuba de filtración Pegasus,
      • caldera de cocción del mosto Stromboli,
      • whirlpool y
      • tanque de almacenamiento de energía.

      Además, hay integrado un sistema EquiTherm Brew de recuperación de energía para garantizar la mayor eficiencia energética posible.

      Como lo que se pretendía era demoler y reconstruir la antigua sala de cocción y su edificio, esto solo podría llevarse a cabo durante el período más tranquilo del año, o sea, entre finales de otoño y principios de la primavera. Tras elaborar la última cocción a finales de septiembre de 2018, el equipo de planificación comenzó inmediatamente con los trabajos de demolición. En mayo de 2019 la cervecería reanudó las cocciones, con tanto éxito que la cerveza elaborada se destinó directamente a su venta. «Krones suministró todo según lo previsto, respetando el calendario de construcción, seguramente porque las operaciones entre nuestro personal y el de Krones estaban perfectamente sincronizadas», resume Felix Wörner.

      De Krones obtuvimos exactamente lo que queríamos: una sala de cocción totalmente automatizada con eficiencia energética.

      Felix Wörner

      «La nueva sala de cocción ofrece la gran ventaja de que se excluye ampliamente el error humano gracias al sistema de control automático. Esto nos permite que la calidad de las cervezas sea constante», resume Georg Wörner. «Las cervezas también son más claras porque podemos controlar el calor más fácilmente. Asimismo, la temperatura puede mantenerse más baja. De este modo, el riesgo de quemar la cerveza se reduce a cero. El sabor de nuestras cervezas ha mejorado si cabe y, la calidad de la espuma es mejor que antes».

      Importante ahorro de energía

      Kaiserdom integró el sistema EquiTherm Brew de Steinecker con el fin de reducir el consumo energético en las fases del proceso. El sistema recupera toda la energía necesaria para la maceración y el calentamiento del mosto a partir del enfriamiento del mismo, lo que permite ahorrar hasta un 50 por ciento de la energía primaria necesaria. Un efecto indirecto positivo se refleja en la calidad de las cervezas; al calentar las cocciones más suavemente, el sistema logra un nivel de calidad constante. «Ahorrar energía está en boca de todos actualmente y, para nosotros, el sistema EquiTherm sería irrenunciable», enfatiza Georg Wörner. «Aunque actualmente nuestra fábrica se mueve entorno al 30 por ciento de tasa de ahorro, con las pertinentes optimizaciones del proceso, pretendemos lograr una tasa del 50 por ciento. Estamos seguros de poder conseguirlo con Krones».

      La automatización completa de la sala de cocción también redujo el personal necesario, lo que le permite a Kaiserdom producir en tres turnos. Donde antes trabajaban simultáneamente de cinco a seis personas para la recepción de la malta, el enfriamiento del mosto, el control y la supervisión de todo el equipo de elaboración de la cerveza, actualmente se precisa un único operador gracias al alto grado de automatización. «Con la nueva sala de cocción y la bodega de fermentación y maduración, Krones nos permitió crear una estructura de costes completamente nueva», dice Felix Wörner encantado.

      El sabor de nuestras cervezas ha mejorado si cabe y, la calidad de la espuma es mejor que antes, aunque en este campo ya habíamos logrado una calidad superior.

      Georg Wörner

      Juntos frente a los desafíos

      Para Georg Wörner, la decisión de adjudicar el pedido a Krones se basó en tres argumentos principales: «Primero: con Krones, cualquier problema de interfaz puede ser excluido. Gracias al principio de ‹todo de un único proveedor›, las interfaces con la bodega de levadura, los sistemas de limpieza CIP y la bodega de fermentación y maduración no plantearon ningún problema. Segundo: el precio. A pesar de que Krones no era el proveedor más económico, la relación calidad-precio terminó por convencernos. El tercer punto, y para mí el más importante: la confianza en el equipo de ventas y de planificación de Krones. Las negociaciones son siempre ecuánimes y la disponibilidad, constante», elogia Georg Wörner. «Para nosotros, una de las mayores ventajas de Krones es la continuidad de las personas de contacto».


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1