cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Referencia

    Proyecto doble en Adelholzener – Sin temor a afrontar retos

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    Almacén autoportante de estantes elevados y nueva línea de embotellado de vidrio retornable: cómo la Adelholzener Alpenquellen GmbH se prepara para el volumen de ventas creciente.
    • Satisfechos con la ejecución del proyecto: (de izda. a dcha.) Jan Furk (planeación y optimización de líneas), Erwin Hächl (jefe de esta división) y Alexander Schiroky (jefe de la sala de control del almacén).
    • En frente de la planta se encuentra el antiguo convento de las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl.

    Bebidas con una finalidad benéfica: con su agua medicinal St. Primus, con sus aguas minerales de diferentes niveles de carbonatación y bebidas refrescantes, la empresa Adelholzener Alpenquellen GmbH hace el bien. La empresa pertenece a la congregación de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y opera, entre otros, hospitales y residencias de ancianos y financia sus proyectos sociales con las utilidades de la venta de bebidas. Y alguien tan solidario con el prójimo puede también afrontar sin temor dos megaproyectos a la vez: la instalación de una nueva línea de embotellado y la construcción de un nuevo almacén autoportante de estantes elevados. 

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    Es un lugar de muchos contrastes: vista desde afuera, la planta de Adelholzener se mimetiza casi perfectamente en el paisaje. Delante de los Alpes bávaros, los cuales se erigen imponentes en el fondo, los edificios en color blanco y gris parecen bloques de construcción de juguete, relucientes y colocados cuidadosamente. Pero con un solo paso al interior de la nave de embotellado, esta impresión cambia radicalmente: sobre dos niveles se distribuye un entramado complejo y ramificado de acero inoxidable. El trayecto entre las máquinas pasa por numerosas escaleras, puentes y plataformas de trabajo. Y todo esto sigue evidentemente una lógica estudiada hasta el más mínimo detalle; pero si un extraño la tratase de descifrar estaría perdido, sea a primera que a segunda vista. «Solo aquel que conoce sus huellas, sabe de donde proviene»: esta frase de la actual propaganda de Adelholzener se puede aplicar literalmente en este contexto. 

    Image 24105
    La nueva línea está instalada sobre dos niveles.

    600 millones de unidades embotelladas por año

    Ver rostros sorprendidos en la planta no es ninguna novedad para los aproximadamente 580 empleados del emplazamiento. Porque el centro de visitas «Mundo del agua» recibe al año (sin coronavirus) unos 15.000 visitantes. Estudiantes, turistas o personas del sector: el interés es enorme. 

    El diseño compacto de las líneas actualmente instaladas es el resultado del fuerte crecimiento de la empresa. Cuando la planta fue construida en 1972 en medio de las colinas prealpinas, nada presagiaba que algún día se iban a embotellar en ella aproximadamente 600 millones de botellas por año. Porque gracias a la ampliación y renovación constante de su surtido, la Adelholzener Alpenquellen GmbH logró aumentar su volumen de ventas de manera continua. El resultado: las capacidades de producción casi no lograban mantener el paso con la demanda. El emplazamiento creció y creció, hasta llegar a los límites de las posibilidades topográficas. 

    Línea de vidrio retornable de Krones

    Actualmente la Adelholzener Alpenquellen GmbH opera ocho líneas de embotellado para un surtido de 190 artículos en total: tres líneas respectivamente de vidrio y PET retornable, así como dos más de PET no retornable. Todas de Krones, a excepción de una. Este amplio espectro de tipos de envases le proporciona a Adelholzener una gran independencia ante las fluctuaciones del mercado, como explica Erwin Hächl, el director de planeación y optimización de líneas: «Dependiendo de la temporada, a veces embotellamos más en PET retornable, otras veces más en vidrio retornable». Actualmente y con 280 millones de unidades embotelladas por año, la delantera la lleva claramente la botella de vidrio. Desde que Adelholzener lanzó en 2011 su botella de vidrio retornable personalizada, el volumen de ventas de vidrio retornable creció continuamente, y esto a pesar de que era considerado un mercado en declive durante mucho tiempo. 

    La tercera y última línea de vidrio fue puesta en servicio a inicios de 2020. Su planeación ya había comenzado en 2015, pero se postergó en aquel entonces debido a la necesidad urgente de una línea PET retornable. Y ahora los expertos de Adelholzener aprovecharon la postergación para revisar a fondo el proyecto inicial ya negociado con Krones. «En la nueva versión nos decidimos dar un paso más en términos de rendimiento e higiene», explica Erwin Hächl. «Por lo tanto, agregamos otra enjuagadora y superficies pulmón adicionales». Para crear espacio para esta nueva línea ahora más grande, se desalojó un almacén para materias primas, materiales y suministros en 2019 y se instaló una plataforma de trabajo alta para crear un segundo nivel. «Teníamos a disposición alrededor de 3.000 metros cuadrados de superficie y Krones la volvió a llenar de máquinas en poquísimo tiempo», bromea Jan Furk del departamento de planeación y optimización. 

    Image 24117
    Debido a las altas exigencias de higiene de Adelholzener, la nueva línea fue equipada con una enjuagadora.

    Metas superadas

    Para finales de 2019 la línea estaba instalada mecánicamente y prácticamente había concluido el cableado de conexión. «En nuestra opinión, todo se efectuó a un ritmo tremendo», opina Furk. «Estamos hablando de 5.000 metros de tubería y 110.000 metros de cables eléctricos que debían ser colocados». Ya a comienzos del año pudimos iniciar con la puesta en servicio propiamente dicha. Adelholzener se fijó para sus proveedores y para ella misma el objetivo de contar con un producto listo para la venta salido de esta nueva línea hasta finales del mismo mes. Y el 31 de enero de 2020 realmente llegó el momento: las primeras 31.000 botellas salían por la cinta transportadora. «Fue una prestación realmente increíble de todos los involucrados», comenta Jan Furk.

    Y después de un éxito tan rotundo, Adelholzener se atrevió a ser aún más ambicioso. «A raíz de ello, intensificamos aún más los esfuerzos y acortamos considerablemente los plazos del cronograma», agrega Furk. «Gracias a una optimización consecuente, pudimos realizar ya a finales de abril las primeras pruebas de rendimiento para la botella de 0,75 litros, con resultados muy por encima de lo acordado en el contrato: ¡en las tres pruebas de rendimiento de ocho horas cada una, logramos un grado de eficiencia del 98,5 por ciento!». Un mes después tuvo lugar la recepción para el segundo envase, la botella de 0,5 litros. «En esta ocasión tuvimos menos tiempo para optimizar los ajustes ya que el envase de medio litro se procesa solamente cada tres semanas en la línea», explica Furk. «Sin embargo, también superamos acá ampliamente los objetivos de rendimiento especificados, aunque no con valores tan astronómicos como en el caso de la botella de tres cuartos de litro».

    Gracias a una optimización consecuente, pudimos realizar ya a finales de abril las primeras pruebas de rendimiento para la botella de 0,75 litros, con resultados muy por encima de lo acordado en el contrato. Erwin HächlJan FurkPlaneación y optimización de líneas

    Acierto por el confinamiento debido al coronavirus

    El hecho de que la línea ya fuese operativa al comienzo del primer confinamiento por el coronavirus en Alemania, resultó ser una suerte inesperada: «Debido a las compras de acaparamiento, el volumen de ventas de botellas de vidrio en marzo de 2020 fue algo nunca visto hasta ahora», explica Erwin Hächl. «Sin la nueva línea no hubiéramos podido cumplir con las entregas». También la posterior integración de trayectos pulmón adicionales resultó ser muy acertada en la producción. «La línea trabaja ahora mucho más constante y mejor que su predecesora, la cual tuvimos que construir con muy poco pulmón debido a la falta de espacio», subraya el director de planeación y optimización de las líneas. 

    Debido a las compras de acaparamiento, el volumen de ventas de botellas de vidrio en marzo de 2020 fue algo nunca visto hasta ahora», explica Erwin Hächl. «Sin la nueva línea no hubiéramos podido cumplir con las entregas. Erwin HächlErwin HächlJefe de esta división

    Debido a que la empresa no solo da prioridad a la seguridad del producto para el consumidor, sino también a la seguridad laboral de sus empleados, en la parte seca fueron instaladas respectivamente una plataforma de trabajo baja en la paletizadora y despaletizadora, así como en la encajonadora y desencajonadora y en el almacén de cajas vacías. «Krones demostró ser muy flexible e implementó exactamente nuestras ideas», dice contento Erwin Hächl. Pero no solo en este proyecto, sino también en los innumerables proyectos anteriores en los cuales Hächl participó durante sus más de 30 años de carrera profesional. «Nuestra lealtad tan larga hacia Krones se debe en parte también a la libertad innovadora que ellos nos permiten», nos explica. «Ellos no solo escuchan nuestras ideas, sino que también las implementan en lo posible».

    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1