cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Innovación

    Así empezó todo: 25 años de la Contiform

    Debe aceptar las cookies para utilizar esta funcionalidad.
    20. junio 2022
    5:35 min.
    Feliz cumpleaños: la Contiform cumple 25 años. Antes del lanzamiento al mercado de la cuarta generación, echamos un vistazo a sus comienzos.
    • Difícil de creer:
    • Hasta los años 90…
    • … los envases de PET no eran más que un nicho de mercado.

    En la próxima feria drinktec, la nueva y ahora cuarta generación de la Contiform será presentada al público por primera vez. Como si eso no fuera razón suficiente para celebrar, la máquina sopladora también cumple un aniversario histórico.

    Nos remontamos al otoño de 1997. El sector se reúne en la feria drinktec en Múnich. En el stand de Krones, un extraño ortoedro domina la escena. “Contiform” aparece escrito como nombre. Voilà: se trata de la primera máquina sopladora del grupo Krones. “¿Sopla-qué?”, era lo que muchos se preguntaban en ese momento – no solo entre el público, sino también entre el personal de Krones. No es de extrañar: a excepción de los pocos enterados que habían participado en la innovación ultra-secreta para la feria, casi nadie sabía algo sobre la tecnología que se escondía detrás. Por consiguiente, el primer reportaje en el boletín corporativo interno de aquel entonces suena bastante ingenuo: para explicar el principio de funcionamiento de este nuevo tipo de máquina, las preformas eran comparadas con tubos de ensayo y las botellas PET con el inflado de globos.

    Image 28991
    Tubos de ensayo inflados como globos: para explicar las preformas, todavía había que recurrir entonces a comparaciones en forma de metáforas.

    Una decisión con final incierto

    Afortunadamente, cuando la cuarta generación de la máquina sopladora será presentada al mercado en la próxima drinktec, ya no se necesitan estas metáforas. A más tardar desde la década del 2000, la Contiform forma parte de Krones como la espuma de leche para el capuchino. Sin la invención, la historia de Krones habría sido completamente diferente – y probablemente menos exitosa. Por supuesto, esto solo se sabe hoy. Hace 25 años todavía no estaba claro si la incursión en el mercado de PET sería en última instancia la correcta. 

    “Al principio la gente de la empresa se burlaba de nosotros, porque la idea era tan novedosa. ¡Mirando hacia atrás, es increíble hoy en día ver cómo esta decisión cambió el sector en todo el mundo!”, recuerda Gerhard Schuster, uno de los pioneros de la técnica de soplado desde los comienzos. La razón del escepticismo inicial: los envases de PET no eran más que un nicho de mercado en la industria de bebidas de aquel entonces. En consecuencia, la inversión en el desarrollo de la tecnología correspondiente era poco atractiva. Pero el entonces presidente del Consejo de Dirección Volker Kronseder reconoció el potencial de este mercado todavía nuevo. Siguiendo su intuición, encargó la construcción de la primera máquina sopladora en 1997. Entusiasmados con el inusual proyecto, y eufóricos por la perspectiva de hacer algo pionero, los ingenieros de desarrollo se volcaron en su trabajo. En menos de tres meses estuvo listo el primer prototipo. Claramente: el desarrollo relámpago no era (todavía) una obra maestra técnica. Pero al menos: la máquina producía botellas de manera fiable y estaba lo suficientemente desarrollada para ser presentada en la drinktec el mismo año.

    Image 28992
    Fue el comienzo de una nueva era de Krones: la primera máquina sopladora Contiform

    La competencia no da tregua 

    Para ahorrar espacio, la máquina tenía entonces dos niveles: en la parte superior, las preformas eran precalentadas, y luego eran sopladas en la parte inferior. “Se podían ver en aquel entonces”, dice Gerhard Schuster con una sonrisa, “así de lenta era la máquina”. Pero esto cambiaría pronto. 

    Después de que el prototipo recibiera muchos comentarios positivos durante la feria, quedó claro: a partir de ahora la tecnología de moldeo por estirado y soplado se convirtió en parte integral fija de Krones y marcó el comienzo de una nueva era. Porque al incluirla en su portafolio, ahora Krones podía ofrecer líneas PET completas. Superados algunos problemas iniciales, la primera serie de la Contiform pronto conquistó el mercado, especialmente en Alemania y Europa. En mayo de 2000, dos años y medio después de su estreno, fue vendida la máquina número 50. 

    El hecho de que el mercado del PET comenzara a crecer fuertemente en aquel entonces, también impulsó naturalmente a otros fabricantes. Poco a poco se fue desarrollando una fuerte competencia en el sector en términos de velocidad de producción, plazo de entrega y espacio ocupado. Para no perder su ventaja, los desarrolladores de Krones trabajaron con mucho entusiasmo en la segunda generación de máquinas. 

    Image 28993
    La segunda generación de la Contiform: muy parecida ya al diseño actual de la máquina

    Con un rendimiento significativamente mayor, la primera Contiform 2 fue presentada en la drinktec 2001. Se notaba inmediatamente a primera vista que el nuevo tipo de máquina tenía una construcción diferente: en lugar de los dos niveles anteriores, la máquina ahora tenía solo uno, compuesto por los módulos de rueda de soplado y horno. “Esta construcción modificada era necesaria para alcanzar mayores velocidades”, explica Gerhard Schuster. “En primer lugar significaba que las preformas y las botellas eran más fáciles de manejar, ya que no había que girarlas o redirigirlas tan a menudo, sino que atravesaban la máquina en un solo nivel. En segundo lugar, la única forma de aumentar el rendimiento del sistema era con una rueda de calentamiento más grande: las preformas van más rápidas, pero, sin embargo, hay que calentarlas el mismo tiempo que antes. Esto no habría sido posible en dos niveles, la máquina se hubiera parecido a un hongo gigante”. En esta ejecución, la Contiform se vendió más de 1.000 veces hasta junio de 2009 y se convirtió en un bestseller. Sin embargo, a pesar de su popularidad y fiabilidad, todavía quedaba margen de mejoras, sobre todo en relación con el llenado en caliente, que llevaba a los portamoldes de aluminio a sus límites.

    Velocidad ultrarrápida: ningún obstáculo para la sostenibilidad 

    Por eso, para la Contiform 3 lanzada en 2011, los responsables del desarrollo cambiaron a portamoldes de acero, que son más duraderos y resistentes al calor. Con un rendimiento de 81.000 botellas por hora, la máquina finalmente había entrado al segmento de velocidad ultrarrápida. Aunque el rendimiento de la máquina haya aumentado de generación en generación: el objetivo principal de los desarrolladores de Krones nunca fue aumentar solo la producción. En cambio, los sistemas y procesos para ahorrar energía y reciclar el aire comprimido siempre fueron el objetivo principal desde el comienzo. Y así no es de extrañar que la máquina sopladora fuese uno de los primeros productos de Krones en recibir la certificación enviro en el año 2009.

    Image 28994
    Con la tercera generación, la Contiform finalmente ingresa al segmento de ultravelocidad.

    Ya sea la Contiform 3 Pro en 2015, la Contiform 3 Speed en 2019 o la Contiform 3 Big Bottle en 2021: los nuevos desarrollos posteriores se mantuvieron fiel al lema inoficial de “sacar más y meter menos” hasta la fecha. La cuarta generación ya se encuentra a las puertas de su lanzamiento y trae en su equipaje muchas optimizaciones en términos de sostenibilidad y eficiencia energética. Los podrá descubrir en detalle cuando comience la próxima drinktec. Y para aquellos que no quieren esperar tanto tiempo, hemos pedido a nuestros desarrolladores un adelanto:

    Robert Aust y Konrad Senn adelantan algunos desarrollos nuevos de la cuarta generación de la Contiform. 

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.
    20. junio 2022
    5:35 min.
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1