cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    Cerveza del monasterio
    Volver a Cerveza |
    Cerveza del monasterio

      Autenticidad, sabiduría, sostenibilidad y hospitalidad personifican los valores de los monjes trapenses en el monasterio Koningshoeven, cerca a la ciudad holandesa de Tilburg.

      «Queremos ser correctos en lo que hacemos», esta convicción de los monjes es aplicada también en la fábrica de cerveza de la abadía, la cervecería trapense Brouwerij de Koningshoeven. Para embotellar la valiosa botella de 0,75 litros con corcho natural de champán, ahora la cervecería de Koningshoeven puso en servicio una nueva línea de embotellado, instalada por Krones como pedido llave en mano completo.

      Cuando Thijs Thijssen, el director laico de la cervecería de Koningshoeven, comenzó a trabajar ahí en 1999, la producción anual ascendía a alrededor de 10.000 hectolitros. Krones había recién instalado en aquel entonces una línea de botellas de vidrio retornables con un rendimiento de 11.000 botellas por hora. A la fecha embotella todavía las botellas de 0,3 litros y respectivamente de 0,33 litros para el mercado belga, las cuales son embaladas en cajas retornables, en cartones, en multiempaques de seis unidades o en cajas de exposición. Hasta la fecha la producción ha crecido a más de 80.000 hectolitros, con tasas de aumento anuales de dos dígitos.

      Un papel importante jugó la apertura de un local de degustación con jardín, con hasta 150.000 visitantes por año. Alrededor de 30.000 de ellos hacen una visita guiada por la fábrica de cerveza. «Son nuestros mejores multiplicadores de opinión», se alegra Thijs Thijssen. En términos generales, las cervecerías trapenses se benefician también de la tendencia hacia cervezas especiales, la cual se expresa en los Países Bajos también por el auge de las cervecerías artesanales. «Esto es muy bueno para la cultura cervecera», opina.

      Cada segundo una botella

      Para abastecer el local propio y la gastronomía con cerveza de barril, de Koningshoeven instaló en el 2008 una línea de kegs con un rendimiento de 80 barriles por hora. Como único punto débil quedaba la antigua línea para embotellar las costosas botellas de champán grandes, la cual trabajaba a un ritmo lento de 2.000 botellas por hora. Precisamente debido a la creciente demanda en este segmento, la cervecería trapense decidió sustituir en el 2014 esta línea por una nueva y encargó a Krones la instalación completa de la línea. Esta fue puesta en servicio en noviembre del 2014 y llena ahora 3.600 botellas por hora, tanto botellas estándar de 0,75 litros como la botella de 0,375 litros para la cerveza Quadrupel Oak Aged: cada segundo una botella. Con la integración posterior entre otros de una taponadora de tapones corona, existe la posibilidad de embotellar en el futuro también la botella de vidrio retornable de 0,33 litros, pero en este caso con un rendimiento de 6.500 botellas por hora.

      «Krones también nos suministró nuestra línea para envases retornables. Conocemos la técnica y estamos satisfechos. También es importante tener un socio fiable para el servicio posventa», explica Peter Korsten, Senior Engineer y Technical Innovation Manager. «Kosme y Krones significa lo mismo para nosotros. Las piezas básicas de la llenadora y etiquetadora corresponden en un cien por ciento a la calidad Krones. Esto es un gran punto a favor», agrega el jefe del proyecto Ger Toonen, «y por eso la adjudicación del pedido completo a Krones fue una ventaja».

      Llenado en frío o en caliente

      La línea consta de una llenadora Kosme Barifill con componentes según los estándares de Krones, como por ejemplo la válvula de llenado por nivel constante VKP con funciones controladas electroneumáticamente. Gracias a su estructura modular, la instalación y puesta en servicio de esta llenadora compacta es rápida. Esta llenadora también está predestinada para llenar cerveza también en términos de higiene y microbiología. «La absorción de oxígeno es perfecta con menos de 0,02 miligramos por litro», explica el jefe de embotellado, Peter Willems.

      Actualmente de Koningshoeven llena en frío a cinco grados Celsius. Para la fermentación adicional en la botella, se añade azúcar y levadura en el tanque de cerveza terminada antes del embotellado. Sin embargo también es posible un embotellado en caliente a 20 grados Celsius. «El llenado en caliente con dosificación en línea tiene la ventaja de un ahorro de energía, la levadura es calentada directamente y se distribuye mejor en la cerveza», explica Ger Toonen. La fermentación adicional en la botella durante tres semanas en bodegas de maduración es realizada en de Koningshoeven con todas sus cervezas a excepción de La Trappe PUUR, una cerveza fresca, ligera con ingredientes orgánicos.

      Para el taponado con corcho natural y la aplicación del bozal de alambre, Krones instaló una solución en bloque con una encorchadora de Arol y una museletadora de Robino & Galandrino. Posteriormente la cervecería de Koningshoeven pidió integrar la recién desarrollada inyección a alta presión de Krones en la encorchadora. Un empleado de la cervecería la había visto en la feria BrauBeviale 2014 en Krones y la compró inmediatamente. En la taponadora está integrado directamente también un control de tapones. De Koningshoeven emplea lubricantes de KIC Krones para asegurar una protección óptima de sus líneas.

      Orientación de la botella con detección del grabado

      La etiquetadora instalada es una Kosme Unicol, la cual aplica etiquetas de papel precortadas mediante adhesivo frío. De Koningshoeven había renovado el diseño de la botella de 0,75 litros antes de instalar la nueva línea. En el pasado la botella de vidrio era lisa y decorada con una etiqueta envolvente, ahora el nombre de la cervecería está grabado en relieve y se aplica una etiqueta de cuerpo y una contraetiqueta. El tapón fue cambiado nuevamente de corcho sintético a corcho natural, con impresión del logotipo de la cervecería. «Para orientar las botellas mediante detección del grabado, Krones nos suministró una solución sencilla y económica con fotocélula de láser. Así pudimos eliminar una detección por cámara costosa», comenta Peter Korsten. «La orientación de las botellas y la decoración precisa son especialmente importantes para nuestro mercadeo», explica también el director Thijs Thijssen.

      Después del embotellado, taponado y etiquetado, un dispositivo de control Checkmat controla el nivel de llenado exacto así como la posición correcta de las etiquetas. Las labores de desencajonado y paletización son todavía manuales en la línea, en el futuro se buscará también acá una solución automática.

      Hasta cuando los monjes decidan que es suficiente

      «Personalmente considero que mi puesto de trabajo detrás de los muros venerables de este monasterio es muy especial, y más aún en este segmento del mercado cervecero tan floreciente», explica Thijs Thijssen. «Es un placer trabajar acá». Ya ahora un 45 por ciento de la producción es destinada a la exportación, sobre todo a Bélgica. Pero esto podría cambiar pronto. A partir de inicios del 2016 de Koningshoeven ha encontrado en el grupo empresarial alemán Nordmann un importador de peso para el mercado alemán todavía sin explotar hasta ahora. «Un potencial muy grande para nosotros», juzga el director Thijs Thijssen.
      Acá en la abadía, subraya, el ser humano es lo que cuenta. Los monjes se preocupan por el bienestar de sus empleados. Es por eso que no se trabaja en régimen de tres turnos con turno de noche. Los monjes trapenses de la abadía Koningshoeven también han decidido que no habrá más ampliaciones del surtido. «El futuro», comenta el director Thijs Thijssen, «se vislumbra muy positivo para nosotros». Ya ahora se invierte muy poco en la publicidad, la cerveza de los monjes trapenses en de Koningshoeven se vende prácticamente sola. «Seguiremos creciendo un poco más hasta que los monjes decidan que ahora es suficiente».

      Persona de Contacto

      Boudewijn Kortenhorst

      T: +31 172 211514
      E-Mail


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1