cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Leche
    Cacaolat, ¡salvada!
    Volver a Leche |
    Cacaolat, ¡salvada!

      «¡Salvem el Cacaolat!» La petición de ayuda del gobierno catalán «¡Salvem el Cacaolat!» sonó en el 2011 por toda la provincia alrededor de su capital Barcelona.

      Con la cervecería Damm y la embotelladora de bebidas refrescantes Cobega se encontraron dos empresas dispuestas a salvarla, las cuales compraron en el marco de una alianza estratégica la marca tradicional catalana Cacaolat, el sinónimo de batido de cacao en dicha región. Desde el 2013 el nuevo grupo empresarial Grupo Cacaolat S.L. produce en una antigua planta cervecera reestructurada de Damm. Krones instaló en dicha planta una línea de botellas de vidrio retornables y no retornables para embotellar leche y batidos de leche así como una línea aséptica PET-Asept D con esterilización en seco para los mismos productos en botellas PET.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      El nuevo centro productivo procesa hoy día anualmente 50 millones litros de leche cruda, de los cuales un 70 por ciento es destinado para leche fresca bajo la reconocida marca tradicional Letona y un 30 por ciento para Cacaolat. Hasta ahora la antigua fábrica procesaba únicamente el formato de envase de 1 litro con embotellado Ultraclean. La planta de Poblenou tampoco disponía de un embotellado de Cacaolat en botellas PET. Anteriormente era embotellado externamente por contrato. Pero ahora todo es diferente: el Grupo Cacaolat produce tanto leche fresca pasteurizada con una caducidad de 24 días como leche UHT ultrapasteurizada a 142 grados y con seis meses de caducidad y además, el batido de cacao Cacaolat ultrapasteurizado, y que gracias a una esterilización adicional tiene una conservabilidad de ocho meses.

      Tres líneas de embotellado

      Además de la nueva técnica de procesos instalada para tal fin, Cacaolat utiliza una sola nave grande para embotellar los productos en tres líneas: una línea de envases de vidrio retornables y no retornables con un rendimiento de 10.000 botellas por hora de 1 litro, una línea PET con un rendimiento de 12.000 botellas de 1,5 litros o respectivamente 20.000 envases de 200 mililitros así como una tercera línea de envasado de cartones de bebida pequeños con pajita, la cual fue puesta en servicio posteriormente. Krones suministró completamente las líneas de vidrio y PET.

      Nuevo diseño de la botella de vidrio Cacaolat

      En el mercado minorista sobre todo fuera de Cataluña Cacaolat se vende exclusivamente en el botellín no retornable mientras que el canal HoReCa (hoteles, restaurantes y catering) es atendido con una botella de vidrio retornable, la cual es suministrada en cajas plásticas.

      Debido a ello, la línea para botellas de vidrio fue equipada para procesar ambos tipos de botellas. El proceso inicia, por un lado, con la despaletización de las cajas plásticas retornables mediante robot y una desencajonadora Smartpac y, por el otro lado, con una despaletizadora por empuje Pressant para las botellas de vidrio nuevas. Las botellas de vidrio nuevas son conducidas sobre transportadores cubiertos primero a una inspeccionadora de envases vacíos Linatronic y de ahí directamente al bloque de enjuagadora, llenadora y taponadora, en donde son limpiadas por una enjuagadora Moduljet y llenadas por una llenadora volumétrica Modulfill VFJ.

      Desinfección de las botellas de vidrio llenas

      En cambio, las botellas de vidrio retornables desencajonadas recorren una lavadora de entrada y salida en sendos extremos Lavatec antes de la inspección de botellas vacías. Así pueden circunvalar la enjuagadora del bloque de la llenadora. Un dispositivo de control Checkmat controla el nivel de llenado con rayos X y la presencia del tapón después del llenado. Ahora las botellas llenas son esterilizadas. Cacaolat instaló para ello una autoclave Hydrolock especial. A continuación, los envases pasan a través de una mesa pulmón grande a la etiquetadora Starmatic. Dos conjuntos etiquetadores de adhesivo frío decoran las botellas con etiqueta de cuerpo y contraetiqueta. A continuación, un dispositivo de control Checkmat controla la presencia de las etiquetas.

      Proceso aséptico seco como tecnología de punta

      La línea de embotellado PET se encuentra directamente junto a la línea de botellas de vidrio. Su componente principal es el bloque aséptico PET-Asept D. En la estiradora-sopladora Contiform con diez estaciones de soplado tiene primero lugar una limpieza interna de las preformas y un control con un PET-View antes de proceder con el soplado. Luego el esterilizador de envases Steriljet D esteriliza los envases con peróxido de hidrógeno (H₂O₂) gaseoso tanto por dentro como por fuera de manera segura y rápida.

      La llenadora aséptica Modulfill Asept VFJ vinculada en bloque determina con precisión la cantidad de llenado mediante un caudalímetro inductivo y garantiza una alta seguridad microbiológica mediante el llenado sin contacto. «Con el bloque aséptico PET-Asept D con H₂O₂, Damm y Cobega han optado por la tecnología más avanzada del llenado PET aséptico», subraya Leopoldo Bufill Sagnier.

      Diversidad de embalajesg

      Un dispositivo de control Checkmat controla después del llenado aséptico el nivel de llenado y la posición del tapón mediante rayos X. A continuación la leche fresca y la leche uperizada UHT Letona son decoradas con una etiqueta envolvente por una etiquetadora Contiroll. Para los productos Cacaolat la empresa utiliza también una etiquetadora Sleevematic de manguitos retráctiles, vinculada con un túnel de retractilado Shrinkmat.

      El Grupo Cacaolat instaló tres embaladoras contiguas para confeccionar los embalajes finales. Una embaladora Variopac Pro WT produce la caja cerrada de cartón de seis botellas de leche en formatos 1,5 y 1 litro y además hace la bandeja abierta de 21 botellas de 1 litro de cacao. La segunda embaladora Variopac Pro TFS coloca el film y lo retractila en grupos de 6 en todas las botellas de 1,5 litros UHT y además hace el paquete de 6 botellas de 1 litro de cacao que además de film lleva bandeja. También esta segunda embaladora agrupa en grupos de quatro paquetes y les pone bandeja y film a la botella de cacao pequeña de 200 mililitros.

      Las dos líneas superaron las pruebas de recepción con grados de rendimiento del 98 por ciento en la línea de vidrio y del 92 por ciento en el bloque aséptico. «La fase de instalación fue impresionantemente rápida», comenta Leopoldo Bufill Sagnier.


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1