cerrar
Expansión del coronavirus
Krones asume la responsabilidad por su personal, clientes y socios. Hemos adoptado una gran variedad de medidas para frenar la propagación de la infección y al mismo tiempo seguir apoyando a nuestros clientes de la mejor forma posible. Leer más
cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    El orgullo del león
    Volver
    El orgullo del león

      Comparado con este proyecto, la construcción de una planta cervecera sobre campo verde parece una tarea sencilla.

      Sin embargo en el caso de la fábrica «The Pride» del consorcio neozelandés de bebidas y alimentos Lion muchas cosas se salieron de la norma. Además de la construcción de una fábrica de bebidas multifuncional y de una bodega con una capacidad de producción de cerveza de 1,8 millones de hectolitros, el pedido incluía también la instalación de líneas de producción y embotellado de vino, bebidas espirituosas, sidra y bebidas listas para beber. Y para encimar, había que desmantelar dos plantas de producción existentes y combinarlas con las máquinas y líneas nuevas.

      Con sus 1,4 millones de habitantes, equivalentes a un tercio de toda la población, Auckland es el centro de aglomeración urbano más grande de Nueva Zelanda.

      Acá Lion operaba la planta cervecera Khyber Pass, con más de 150 años de historia. Paralelamente Lion operaba en Auckland la empresa Contract Bottling Company (CBC), , además de un almacén de distribución. Lion nació de una sociedad comercial fundada a mediados del siglo XIX. En el mercado cervecero neozelandés, Lion es el líder absoluto y además un icono nacional.

      Fue por ello que la población siguió con mucho interés y emociones la decisión de Lion de cerrar la tradicional planta cervecera Khyber Pass y construir una planta completamente nueva a manera de proyecto de campo verde.

      Pero la primera medida necesaria era encontrar un nombre para la nueva fábrica multifuncional de bebidas. El nombre «The Pride» fue el ganador de un concurso interno y representaba el orgullo de los empleados por la planta nueva.

      Tercera sala de cocción Steinecker en serie

      La anterior planta cervecera Khyber Pass ya producía su cerveza con una sala de cocción Steinecker, desde 1975 con recipientes de la sala de cocción de cobre, los cuales fueron sustituidos en 1976 por nuevos recipientes en acero inoxidable. Una tradición que debía continuar en la planta «The Pride». Krones instaló una sala de cocción de cuatro recipientes con cuba de maceración, cuba-filtro, paila de cocción y whirlpool así como condensador de vahos y tanque acumulador de energía con un rendimiento de 600 hectolitros por cocción.

      «Desde un comienzo queríamos construir una sala de cocción industrial clásica pero al mismo tiempo con mucho ambiente y una arquitectura atractiva», cuenta Duncan Field. Por este motivo toda la sala de cocción recibió una fachada de vidrio, ya que da a la calle y prácticamente hace de tarjeta de presentación de la empresa. En ella fue impreso digitalmente el logotipo de Lion, un león, a manera de imagen transparente de diez metros de altura y que de noche alumbra en diferentes colores.

      La primera cocción funcionó a la perfección

      «La primera cocción, una cerveza tipo Steinlager, fue realizada en septiembre del 2009 y superó nuestras expectativas debido a su resultado muy parecido al producto previsto», comenta Duncan Field. El primer embotellado tuvo lugar en octubre del 2009 en la línea 2, un mes después de la primera cocción. «El mayor reto comenzó a partir de enero del 2010, cuando tres plantas funcionaban paralelamente, la nueva planta cervecera «The Pride», la antigua planta Khyber Pass y CBC, el embotellador por contrato para las bebidas alcohólicas. Posteriormente debía parar la producción hasta mediados del 2010 en Khyber Pass y el embotellado en CBC hasta mediados del 2011. Durante este tiempo era necesario mantener el mismo nivel alto de calidad de la cerveza en ambas plantas cerveceras e integrar poco a poco los empleados en la planta nueva», explica Duncan Field la difícil tarea.

      Un terremoto lo cambia todo

      Pero no suficiente con esto. El 22 de febrero del 2011 a las 12:51 todo cambió nuevamente para Lion. El fuerte terremoto que sacudió la Isla Sur de Nueva Zelanda y que dominó la prensa mundial, había provocado daños tan graves en la planta cervecera Canterbury en Christchurch, que de un golpe se perdió una capacidad de producción de 210.000 hectolitros de cerveza y de 6.000 toneladas (equivalente a 135.000 hectolitros) de extracto de malta.

      «La pérdida de la planta cervecera Canterbury fue algo completamente inesperado. Estábamos conmocionados», explica Duncan Field. No quedaba otra solución que una reestructuración inmediata. Speight‘s en el sur se amplió Lion trasladó rápidamente la producción de más de 200.000 hectolitros de cerveza a la planta «The Pride» en Auckland.

      Un proyecto muy bien logrado

      «Naturalmente en un proyecto tan complejo con la difícil integración de máquinas y líneas existentes y nuevas siempre puede haber discrepancias. En términos generales podemos calificar como muy buena la calidad de las máquinas y líneas así como del proceso de producción de cerveza y del embotellado, igualmente la rapidez y la instalación dentro de los plazos acordados. Según mi opinión, Krones tiene una ventaja ante sus competidores y que consiste en su capacidad de poder ofrecer soluciones llave en mano completas.», declara Duncan Field, el director general del proyecto. «Con 'The Pride' hemos logrado un puesto de trabajo maravilloso». Y un proyecto culminado exitosamente y que llena de orgullo a todos los involucrados.


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1