cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    Mack confía en Krones
    Volver
    Mack confía en Krones

      La cervecería noruega Mack confía desde hace tiempo en la tecnología de Krones para producir su cerveza y, desde hace poco ahora también para el llenado en latas. Con ello Krones atiende las tareas centrales de la cervecería, ya que el volumen de ventas de cerveza en latas representa más del 90 por ciento. 

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      La cervecería Mack tiene su sede tradicional muy al Norte, en Tromsø. Fue fundada en 1877 por Ludwig Markus Mack, sobrino de un maestro cervecero que ejercía su profesión en Baviera. Hoy día, Macks Ølbryggeri es la cuarta cervecería más grande en Noruega y una de las marcas más fuertes de Noruega del Norte. Además, Mack instaló en Tromsø a finales del siglo pasado una microcervecería, la cual inicialmente solo estaba pensada para ensayar nuevos sabores. En tiempos del boom de la cerveza artesanal, sin embargo, creció con dinámica propia y hoy día posee más de 30 tipos de cerveza artesanal en su portafolio. «La onda de la cerveza artesanal ha cambiado a largo plazo el clima de consumo de cerveza, rompiendo con la lealtad a la marca tradicional y ha sensibilizado más a los consumidores hacia el sabor», considera el Managing Director Harald Bredrup. «La cerveza está nuevamente de moda. Nuestra cervecería principal también se benefició con este desarrollo».

       

      Construcción de una cervecería nueva

      A medida que la antigua cervecería de Tromsø crecía más y más, el espacio disponible comenzó a escasear mientras que la logística aumentaba. Por lo tanto, hace unos años la empresa Mack tuvo que afrontar una pregunta clave: ¿Cerrar la producción o construir una planta completamente nueva? La decisión fue rápida: invertir en la cervecería y aumentar las capacidades. Por consiguiente, Mack trasladó su producción principal en el 2012 en una cervecería completamente nueva a Nordkjosbotn, a unos 70 kilómetros al sur de Tromsø. En parte Mack usó equipos de la cervecería vieja como los tanques de fermentación y maduración y partes del embotellado. Para complementar estos equipos, la empresa familiar también quería instalar equipos nuevos, como, por ejemplo, la sala de cocción completa. La elección recayó en un CombiCube B con un rendimiento de 100 hectolitros por cocción, «el CombiCube más grande que ofrece Krones», como explica orgulloso el maestro cervecero Rune Lennart Andreassen. En un régimen de tres turnos se producen acá diez cocciones por día de lunes a viernes.

       

      Es indispensable poder confiar en nuestros socios.

      Harald Bredrup

       

      Convencidos del CombiCube

      Un molino de trituración de malta húmeda Variomill también fue integrado en la sala de cocción y el sistema de control de procesos Botec F1 se encarga de controlar el proceso completo de producción de cerveza. «Aunque la calidad de las materias primas varía por naturaleza, hemos logrado alcanzar una muy buena estabilidad de la fórmula», opina Rune Lennart Andreassen. «El CombiCube fue instalado sin muchas complicaciones, es fácil de manejar y ha demostrado su eficacia en la práctica. La asistencia posventa por teléfono del Remote Service durante 24 horas es además una excelente ayuda en caso de problemas». Harald Bredrup agrega: «El CombiCube es utilizable de manera flexible tanto para cocciones de mayor o menor volumen, y aun así nos permite producir cerveza de manera continua. Otro punto a favor: la línea es eficiente en términos energéticos y los costes de inversión son comparativamente bajos». Krones también instaló el sistema de propagación y recuperación de levadura y ya están planeadas otras ampliaciones: «El siguiente proyecto con Krones será una planta CIP nueva», anticipa Rune Lennart Andreassen.

      Nueva línea de latas

      En su embotellado, Mack utiliza líneas para todo tipo de envases:

      • Una línea PET para bebidas sin alcohol con un rendimiento de 22.000 botellas por hora.
      • Una línea para botellas de vidrio de 8.000 botellas por hora.
      • La nueva línea de latas de Krones con una capacidad de 25.000 latas por hora.
      • Una línea de barriles PET de 30 litros con llenadora manual semiautomática

      «En la concepción de la nueva cervecería queríamos que todo estuviese sobre un solo nivel sin elevadores. Además, solo producimos envases no retornables. Un sistema de envases retornables no hace sentido debido a nuestra ubicación geográfica», afirma Peter Calleeuw, el director de suministros, originario de Bélgica. Mack envasa su cerveza principalmente en latas. Para ello la empresa hasta ahora operaba una línea más antigua combinada para botellas y latas con un rendimiento bajo. Por lo tanto la máxima prioridad era modernizar la línea de envasado de latas. Mack optó en este caso también nuevamente por Krones.

      Inicialmente Krones sustituyó todos los transportadores de envases a partir de la despaletizadora por empuje de latas existente y en primavera del 2017 conectó una nueva llenadora de latas Modulfill VFS-C con cerradora Modulseam. «Fue un proyecto muy bueno», afirma Peter Calleeuw. «Asumimos un cierto riesgo, ya que era apenas la segunda cerradora de este tipo que operaba en la práctica. Sin embargo, Krones manejó la instalación y puesta en servicio de manera extraordinaria y siempre nos mantuvo muy bien informados».

      «Calidad y flexibilidad perfectas»

      La llenadora fue combinada con una inspeccionadora de latas vacías Cantronic, instalada inmediatamente después de la salida alta de la despaletizadora por empuje de latas, una enjuagadora de gravedad y un sistema de control del nivel de llenado Checkmat FM-G. «Además de las latas normales de 0,33 y 0,5 litros, somos ahora el único embotellador en Noruega que también llena las latas de formato delgado (sleek). Eso nos permite incursionar en categorías de productos completamente nuevas», afirma Peter Calleeuw. Krones también cambió el sistema de codificación: ya no es necesario girar las latas, lo cual reduce la carga mecánica.

      Luego a comienzos de 2018 fue instalada una nueva máquina de embalaje Variopac Pro FS. «Ahora es posible producir no sólo empaques de 6 y 12 unidades, sino también de 4 unidades. Esto nos permite asumir el llenado de los productos de Coca-Cola en latas. Contamos ahora con buena calidad y diversidad en el llenado y embalaje», opina el director de suministros. Una embaladora adicional, ya existente, coloca, en caso necesario, los embalajes retráctiles en bandejas.

      «La sala de cocción y la línea de latas son el corazón de la cervecería, y son la fuente principal de nuestros ingresos. Por lo tanto estas líneas deben ser absolutamente fiables», afirma Harald Bredrup. «La comunicación con Krones es excelente, incluso y sobre todo, cuando algo no funciona al ciento por ciento, lo que es algo normal en estas máquinas tan complejas. Estamos tan al norte que por lo tanto es indispensable poder confiar en nuestros socios. Nos otorga una seguridad que es muy importante para nosotros».


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1