close
Cerveza
Van Honsebrouck: cuatro cervecerías en una
Volver a Cerveza |
Van Honsebrouck: cuatro cervecerías en una

    Hace más de cien años que no se construía una cervecería de esta magnitud en Bélgica.

    Xavier Van Honsebrouck, maestro cervecero en quinta generación, ahora dio este paso audaz. En la localidad flamenca de Izegem nació como proyecto de campo verde la planta cervecera Bierkasteel Van Honsebrouck, con una capacidad de 250.000 hectolitros. Y además una muy especial: la arquitectura se asemeja a un castillo, el bloque frío reúne, con diferentes procesos de fermentación y tamaños de lote, prácticamente cuatro cervecerías en una y las instalaciones para los visitantes ofrecen una aventura cervecera completa. Para Xavier Van Honsebrouck es una cervecería de ensueño.

    No muchos cerveceros asumirían el riesgo que supone trasladar completamente la producción de su planta cervecera. La planta cervecera de la empresa familiar en el centro urbano de Ingelmunster había llegado al límite de su capacidad instalada de 100.000 hectolitros, y una ampliación era imposible. Si quería crecer tenía que construir una planta nueva. Y así lo hizo Van Honsebrouck, pero con un plan muy bien pensado.

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    Plan maestro y bien estructurado

    Ya en la feria drinktec de 2013 Van Honsebrouck entabló contacto con Krones: «Siempre hemos tenido una muy buena relación comercial. Y después llegamos a un acuerdo de cooperación muy especial: Krones podía aprender a entender mejor el mundo de los cerveceros artesanales y de las cervezas especiales, y nosotros recibíamos una solución técnica muy flexible de un solo proveedor», explica Xavier Van Honsebrouck. Krones recibió el pedido llave en mano y suministró la sala de cocción, realizó la coordinación y automatización del bloque frío, instaló seis tanques de fermentación adicionales, se encargó del traslado de la línea de llenado de botellas de vidrio retornables existente y la completó con algunas máquinas nuevas.

    Tenemos que ser innovadores, de lo contrario nos volvemos anticuados.

    Xavier Van Honsebrouck

    Envasado bien estructurado

    El embotellado con un rendimiento de 20.000 botellas por hora ahora fue instalado en un edificio nuevo con 2.000 metros cuadrados disponibles, un espacio tres veces más grande respecto a la antigua cervecería. Krones organizó toda la mudanza: las máquinas existentes, como la llenadora a contrapresión Sensometic VP-VI instalada apenas en 2008, la etiquetadora Solomatic y la inspeccionadora de botellas vacías Linatronic fueron instaladas de nuevo y conectadas con transportadores nuevos. Adicionalmente Van Honsebrouck compró una lavadora de botellas Lavatec E2, una paletizadora Modulpal 2A así como una taponadora de corchos. KIC Krones suministra los adhesivos necesarios.

    Por tratarse de una planta de construcción completamente nueva, los responsables podían crear estructuras bien claras, y así lo hicieron. Una tubería de 90 metros de largo atraviesa la cervecería por el medio, la cual abastece todas las secciones de la planta. «Ahora tenemos el mejor flujo de producción imaginable. El sueño de todo maestro cervecero», está convencido Xavier Van Honsebrouck. Y el jefe del proyecto Alex De Smet agrega entusiasmado: «Toda la cervecería es como un gran río».

    Sistema de producción muy flexible

    Cuando Alex De Smet dice: «Realmente hemos construido acá cuatro cervecerías en una», no se refiere solamente a los tres procesos de fermentación diferentes sino a una cervecería piloto para ensayos como cuarta cervecería. Porque con la sala de cocción Steinecker se pueden hervir también lotes pequeños de apenas 50 hectolitros y ensayar así nuevos tipos de cervezas y nuevos sabores. Estos lotes de 50 hectolitros pueden ser procesados incluso hasta en el embotellado.

    Realmente hemos construido allí cuatro cervecerías en una.

    Alex De Smet

    «Yo quería un sistema de producción muy flexible. Para mí significa: menor volumen de cocción, pero mayor número de cocciones por día. Estoy convencido que se va a imponer esta tendencia hacia lotes más pequeños», Xavier Van Honsebrouck explica.

    00 - Article 13748
    Xavier Van Honsebrouck explica: «Yo quería un sistema de producción muy flexible. Para mí significa: menor volumen de cocción, pero mayor número de cocciones por día. Krones nos ayudó hacerlo realidad».

    Una experiencia única

    El maestro cervecero Hans Mehuys explica los cambios nuevos respecto a la sala de cocción antigua:

    • «En vez de un filtro de macerado, la nueva sala de cocción ahora trabaja con una cuba-filtro Pegasus C: se trató en primer lugar de una decisión subjetiva. Un filtro de macerado es más bien una máquina. En la cuba-filtro es más evidente que sigue siendo una operación que requiere la mano del hombre. Y además podemos macerar lotes menores con más facilidad.
    • En vez de una centrífuga tenemos ahora un whirlpool.
    • La sala de cocción cuenta además con una cuba de maceración clásica y una caldera de mosto con cocedor exterior Stromboli.
    • El condensador de vahos instalado con acumulador de energía contribuye en gran medida a reducir a la mitad el consumo de gas por hectolitro, respecto a toda la cervecería.
    • En la antigua sala de cocción se obtenía con dos a tres cocciones por día una producción diaria de 600 hectolitros. Ahora y con diez cocciones de 115 hectolitros cada una, son por día 1.150 hectolitros».

    Y continúa: «El grado de complejidad de la cervecería fue un reto tanto para Krones como para nosotros, pero a la vez una experiencia única. El proyecto nos fortaleció a ambos, porque de lado y lado había personas muy capaces. Nosotros retamos a Krones: y ellos nos contestaron diciendo que lo lograrían, y lo lograron. Naturalmente que estamos muy satisfechos».

    Persona de contacto

    Nick Seynaeve
    Krones Bélgica
    T: +32 10 4807-79
    E-Mail


    Máquinas y soluciones seleccionadas
    0
    10
    1