cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    La cerveza artesanal
    Excursión al campo
    Con la construcción de una planta cervecera nueva inmersa en el verde, en las afueras de Dénver, Colorado, el presidente de la cervecería Breckenridge Brewery, Todd Usry, hizo realidad un sueño

    Convertir a la cervecería y al restaurante integrado con taberna cervecera al aire libre y una zona de juegos en un destino popular y cercano de recreación para turistas y visitantes del área metropolitana de Dénver y de más allá. Y este deseo suyo se cumplió ya en los primeros meses: el restaurante está lleno en cada jornada normal de trabajo. En la cervecería completamente nueva, Breckenridge instaló una sala de cocción convencional de Steinecker.

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    Vista a las Montañas Rocosas

    Breckenridge diseñó para Littleton un concepto que seguía prácticamente el tradicional modelo bávaro: una cervecería mediana comercial combinada con un restaurante de buen nivel, un salón de degustación y una taberna cervecera al aire libre.

    Una excursión campestre, un destino para un paseo, una atracción turística en un sitio tranquilo con vista a la cordillera de las Montañas Rocosas, la idea funciona. Ya en el primer año unos 10.000 visitantes reservaron una visita guiada a la cervecería, el número de clientes atendidos en el restaurante fue inmensamente mayor.

    La planta consta de tres edificaciones:

    • El restaurante campestre al estilo de un rancho en Colorado
    • La cervecería con sala de cocción e ingeniería de procesos
    • Una nave para los tanques de fermentación y maduración, bodega para las barricas de roble, embotellado y almacén de producto terminado

    Breckenridge instaló una sala de cocción convencional de Steinecker. «Otros hombres quizás sueñen con un automóvil Corvette deportivo modelo 1965 o una Harley Davidson, yo soñé 25 años con una sala de cocción Steinecker», confiesa Todd Usry, el maestro cervecero jefe y coproprietario. «Aun así analizamos lógicamente el mercado antes de la adjudicación, sin embargo nos decidimos por Steinecker también después de esta comparación a nivel tecnológico y económico».

    Reducción de emisiones por condensador de vahos

    La sala de cocción de cuatro recipientes está dimensionada para un rendimiento de 100 hectolitros por cocción con seis cocciones por día y consta de:

    «Sobre todo, también por razones estéticas nos decidimos por una sala de cocción convencional de Steinecker», enfatiza Todd Usry. Grandes ventanales con vista al restaurante en estilo ranchero y a la taberna cervecera al aire libre la convierten en una sala de cocción exhibida al público, la cual de noche es iluminada sugestivamente.

    Debido a que la cervecería colinda directamente con una zona residencial, la cervecería Breckenridge se vio obligada a controlar los valores de emisión. «Aunque para mí los vapores de la sala de cocción son un olor agradable finamente aromatizado, los vecinos estaban preocupados por la molestia causada por malos olores», comenta Todd Usry. Inicialmente por este motivo, Breckenridge instaló un condensador de vahos, con el cual Steinecker garantizaba una reducción de las emisiones del 95 por ciento, que en efecto, incluso fue del 99 por ciento. Un «efecto secundario» fue un enorme ahorro de energía de 57 hectolitros de agua caliente con 82 grados Celsius por cocción de 117 hectolitros recuperados con el condensador de vahos y reutilizados como agua para cerveza. «En consecuencia, necesitamos calentar apenas la mitad del agua para cerveza para cada cocción», hace el cálculo Todd Usry. «Los vecinos nos hicieron un inmenso favor. Ahora ahorramos hasta 150.000 dólares estadounidenses por año en energía. Así, el retorno de la inversión está por debajo de 2,5 años».

    Prevista su conversión al sistema EquiTherm

    Para almacenar el agua caliente ya fue instalado un tanque separado, el cual podrá ser utilizado para el acondicionamiento posterior previsto del sistema de recuperación de energía EquiTherm. El plan prevé aumentar inicialmente las cocciones de seis a diez cocciones diarias en caso de ser necesario un ulterior aumento de capacidad. En este caso será necesaria también la conversión de la actual fuente de energía vapor a agua caliente. El agua caliente recuperada ya no sería utilizada en este caso como agua para cerveza sino para calentar el macerado. La sala de cocción cuenta además con cuatro depósitos dosificadores de lúpulo. Todas las tuberías fueron conectadas empleando válvulas Evoguard.

    Durante la fase de instalación de la sala de cocción entre octubre de 2014 y marzo de 2015 la Academia Krones dictó cursos de capacitación in situ para los operadores de la sala de cocción y del mando Botec. «Además nos hicimos amigos», comenta Todd Usry. «Al día de hoy Krones Inc. nos brinda en caso necesario una excelente asistencia, especialmente eficaz también debido a la conexión VPN». La primera cocción fue realizada en marzo y en junio fue la inauguración oficial.

    En el tercer edificio se encuentran actualmente 16 tanques cilindrocónicos de fermentación y maduración con una capacidad de 470 hectolitros cada uno.

    Breckenridge produce en la nueva sala de cocción de Steinecker anualmente hasta 24 variedades de cerveza, de las cuales unas diez están disponibles durante todo el año. El resto son creaciones nuevas del momento y cervezas especiales maduradas en barricas.

    Línea de embotellado combinada

    Breckenridge utiliza una línea de llenado de barriles cuyo rendimiento actual de 85 barriles por hora todavía puede ser duplicado así como una pequeña líea manual para barriles de fiesta de 5,0 litros. Sin embargo, la mayoría de los envases son llenados por una línea de embotellado combinada para botellas de vidrio y latas, cuya parte húmeda fue instalada completamente por Krones.

    Después de que una despaletizadora por empuje alimenta los envases a la línea, una etiquetadora Autocol equipada con dos conjuntos etiquetadores las decora con etiquetas adhesivas. Un bloque de enjuagadora y llenadora con enjuagadora Moduljet y llenadora a contrapresión Modulfill HRS llena después los envases. «La preevacuación doble probada garantiza una menor absorción de oxígeno en la llenadora. El nivel de llenado es perfecto y siempre igual», comenta Kurt Volker, director de operaciones. En el bloque está integrada también una taponadora de tapones corona. Una encajonadora Smartpac coloca a continuación las botellas llenas y cerradas en las cajas de cartón, las cuales son paletizadas por una paletizadora Kosme Multipal 1GL, y a su vez una enfajadora asegura la carga del palet para el transporte.

    Alternativamente al llenado en botellas, Breckenridge puede atender la creciente demanda de cerveza en lata con una llenadora de latas Volumetic VOC.

    Bien preparados para el futuro

    La cerveza artesanal de Breckenridge está disponible actualmente en 35 estados federales estadounidenses. Con la nueva fábrica recién construida y la consiguiente ampliación de la capacidad, Breckenridge ahora se ha consolidado como la sexta cervecería artesanal en Colorado y está entre las 50 cervecerías más grandes de toda América. «Tenemos buenos colaboradores, la cooperación y camaradería en la cervecería es excelente, nos divertimos mucho. Breckenridge fue uno de los pioneros en el ámbito de la cerveza artesanal en Colorado. Eso nos favorece. Las cervecerías artesanales siempre se beneficiaron mutuamente. Ahora con la sala de cocción de Steinecker y la técnica de embotellado de Krones estamos bien preparados para el futuro», explica Todd Usry.

    Ansprechpartner

    Don Soich
    Krones Inc., USA
    T: +1 414 2172718
    E-Mail


    Máquinas y soluciones seleccionadas
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1