cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    Cerveza en Cabo Cañaveral
    Volver a Cerveza |
    Cerveza en Cabo Cañaveral

      Los cohetes tripulados ya no son lanzados desde aquí.

      Pero en cambio la demanda por la cerveza artesana de Florida Beer Company se está disparando hacia arriba. En Cabo Cañaveral, el centro espacial estadounidense, lugar desde donde salieron las misiones a la luna y muchas excursiones espaciales, la cervecería privada aumentó su capacidad de producción de cerveza en una nave remodelada. Para el proceso de cocción Florida Beer emplea un CombiCube B, el concepto modular de sala de cocción de Steinecker, que no sólo hace posible cortos tiempos de montaje sino también ampliaciones rápidas y sin problemas en caso necesario. El propietario Jim Massoni está fascinado.

      No sólo las grandes cervecerías se fusionan y consolidan, están en bancarrota o son adquiridas. Precisamente a comienzos y finales de los años 1990, muchos fundadores de cervecerías artesanales tuvieron que aprender las lecciones por las malas y no lograron subsistir con su delgada capa de capital en el mercado. Así también le sucedió a la cervecería Indian River Brewing Company fundada 1996 en la localidad de Melbourne, a 50 kilómetros al sur de Cabo Cañaveral, Florida. Dos ríos, el Indian River y el Banana River, confluyen en esta ciudad soleada rodeada de agua y desembocan en el océano Atlántico.

      Nueva vida emocionante como micro-cervecero

      La microcervecería producía dos cervezas y una sidra de manzana, para un total de 1.200 hectolitros en el primer año. En 2000 la cervecería tuvo dificultades económicas. Para aquel entonces Jim Massoni todavía trabajaba como especialista para el pionero de tecnología de internet BEA Systems Inc. en Silicon Valley en California. En 2003 un amigo que tenía vínculos estrechos con la Indian River Brewing Company le habló acerca de la cervecería y de sus problemas económicos. Después de ponderar cuidadosamente las posibilidades, él y su socio Ed Scott decidieron adquirir una participación mayoritaria. Comenzando así una nueva vida llena de emociones como micro-cervecero. Naturalmente había escuchado acerca del auge de las cervecerías artesanales en Estados Unidos e intuía que todavía era una buena época para invertir. Apenas dos años después en 2005, la cervecería con nombre nuevo Florida Beer Company adquirió la Ybor City Brewing Company en Tampa, Florida, la cual a su vez había adquirido anteriormente la Key West Brewery y la Hurricane Reef Brewery de Miami. De un golpe, Florida Beer Company tenía 10.000 hectolitros más de producción de cerveza.

      Capacidades completamente agotadas

      Jim Massoni amplió la planta cervecera en Melbourne, invirtió en el embotellado, en mercadeo, ventas y distribución y adquirió una nave adicional. Recibió apoyo en la técnica de producción de cerveza de su maestro cervecero Jack Owen, quien se había incorporado desde 1996 y más adelante también de José Avala, el anterior maestro cervecero de la famosa cervecería Craft Brewery Samuel Adams. Ambos cerveceros desarrollaron nuevos estilos de cerveza y elaboraron nuevas formulaciones. Actualmente Florida Beer Company produce 18 cervezas diferentes, entre las cuales seis especialidades de temporada así como tres sidras, las cuales están ganando gran popularidad en los EE. UU.: sidra de manzana, sidra de pera y sidra de grosella. La cerveza más popular con un 30 por ciento de participación en la producción es la cerveza Key West Sunset Ale con 28 unidades de amargor seguida por la cerveza tipo Lager alemana Florida Lager.

      Cervecería de exposición

      La empresa se decidió por invertir nuevamente y trasladar la planta cervecera directamente a Cabo Cañaveral. La nueva cervecería, anteriormente el emplazamiento de Chrysler Corporation Ballistic Missile and Space Activities, está ubicada junto a una autopista transitada anualmente por alrededor de tres millones de personas que viajan de Orlando a las playas del océano Atlántico. Otras tres millones de personas se embarcan anualmente en el vecino puerto Port Canaveral en los cruceros, por ejemplo en los barcos de Disney World. Y alrededor de 200.000 pasajeros de cruceros provenientes de otros puertos hacen una visita durante sus excursiones a tierra. Por lo tanto más de seis millones de personas pasan cerca de la cervecería cada año. Y Jim Massoni quiere atraer a muchos de estos viajeros de pasada a visitar la cervecería con cata y venta de cerveza y así aumentar su facturado y su popularidad. Por este motivo una amplia sala de cata es un elemento muy importante del diseño de la nueva planta cervecera.

      Sala de cocción compacta de construcción modular

      El corazón de la nueva planta cervecera es sin duda la sala de cocción CombiCube B. Hasta ahora las cervecerías que producen volúmenes menores de 40 hasta 105 hectolitros de mosto caliente no podían aprovechar realmente las innovaciones de Steinecker. Las plantas hechas a la medida por encima de este rendimiento no se dejaban adaptar fácilmente a rangos de rendimiento menores. Pero debido a que Steinecker quería ofrecer la tecnología apropiada a cervecerías de cualquier tamaño, los responsables se dieron a la tarea de adaptar los recipientes grandes a los rangos de rendimiento menores. La técnica de alto rendimiento reducida a las exigencias de las cervecerías pequeñas y medianas, para que dichas cervecerías, como las cervecerías artesanales americanas, puedan ahora aprovechar la tecnología de alta calidad y fiable de Krones.

      «Solicité ofertas a cuatro fabricantes de salas de cocción, uno americano y tres alemanes. Al final el CombiCube B de Steinecker me convenció a mí y a mi equipo por diferentes motivos», explica Jim Massoni. «Encontré muy interesante sobre todo la estructura de bastidores muy compacta, que permite un premontaje en la fábrica y con ello una instalación y puesta en servicio rápida. La sala de cocción convenció además por su modularidad que permite ampliar la capacidad de manera sencilla. La huella ecológica reducida, la calidad de la ejecución, la tecnología de cocción moderna y de alta eficiencia energética del cocedor Stromboli y no por último el prestigio de Steinecker fueron otros argumentos muy atractivos.»

      Una segunda caldera de maceración y mosto duplica la producción anual

      El CombiCube B de Florida Beer Company consta de tres recipientes para 104 hectolitros de mosto caliente: una caldera de maceración y mosto con Stromboli, una cuba-filtro y un Whirlpool. Con ellos la cervecería produce cuatro cocciones diarias con proceso de maceración de infusión. Un molino triturador en húmedo Variomill suministra la malta triturada. «El CombiCube B nos brinda ahora una capacidad de más de 100.000 hectolitros. Con una cuba de maceración adicional podríamos triplicar las secuencias diarias de cocción y con ello la producción anual. Todo gracias a su modularidad. El CombiCube B tiene un plazo de entrega de apenas cuatro meses a partir del pedido, lo que es muy rápido comparado con una sala de cocción tradicional», opina el propietario de la cervecería.

      Muy optimistas

      Jim Massoni ve todavía muchas posibilidades de expansión para sus cervezas en el mercado. Actualmente vende el 75 por ciento en el estado federal de Florida. Un total de 54 cervecerías artesanales operaban en este estado federal en el 2011, siendo Florida Beer Company la más grande. El estado federal de Florida es el tercer mercado cervecero más grande de los EE. UU., sin embargo el consumo de cervezas artesanas estuvo mucho tiempo por debajo de aquel de otros estados federales. Esto ha cambiado recientemente. Ahora la tasa de crecimiento del consumo de cerveza artesana en Florida supera a todos los demás estados federales. «Tenemos mucho turismo acá en el estado del sol. Y cada vez más personas buscan alejarse de sabores insípidos hechos para las masas, buscan comidas regionales, pescado del lugar y cervezas locales. Cuando las megacervecerías pierden un uno por ciento, las cervecerías artesanales ganan muchísimo», analiza Jim Massoni la situación. Y Florida Beer Company está creciendo más allá de sus límites estatales, distribuye en los estados de Alabama, Carolina del Sur y del Norte, Virginia, Maryland, Washington DC y Nueva York.

      En verano del 2012 Florida Beer Company realizó su primera cocción con el nuevo CombiCube B. Con la capacidad ahora disponible, la cervecería artesanal puede por fin atender la gran demanda existente por sus productos. Y así podrá saber cuál de sus cervezas es realmente la más apetecida. Jim Massoni: «Somos muy optimistas en relación con nuestras cervezas y nuestro mercado.»


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1