cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Cerveza
    La cervecería más antigua de Tirol se moderniza
    Volver a Cerveza |
    La cervecería más antigua de Tirol se moderniza
      El derecho de producir cerveza de Zillertal Bier GmbH está documentado desde el año 1500. Y desde mediados del 2013 la cervecería produce en Zell am Ziller exclusivamente en su nueva sala de cocción Steinecker.

      La nueva planta cervecera de gran atractivo arquitectónico alberga una sala de cocción de seis recipientes, la cual destaca por consumos de energía muy bajos gracias al sistema de acumulación de energía EquiTherm, lo que permite producir cerveza de manera sostenible y muy acorde con la filosofía de la familia propietaria.

      «Nos consideramos una cervecería regional que distribuye sus especialidades cerveceras en 100 kilómetros a la redonda. El 85 por ciento de nuestra producción de 60.000 hectolitros es para el sector gastronómico, dos tercios se envasan en barriles y un tercio en botellas retornables multiuso. Debido a nuestro arraigo regional usamos cereales cultivados exclusivamente en Austria, la cebada y el trigo son malteados en Austria», subraya el propietario Martin Lechner. «Utilizamos exclusivamente el mejor lúpulo aromático y compramos el 80 por ciento de nuestra demanda de lúpulo en la zona de cultivo austríaca del Mühlviertel. Y como agua de proceso disponemos de aguas de manantial cristalinas y no procesadas de las montañas aledañas».

      «Con la nueva sala de cocción Steinecker tratamos además de hacer un aporte ecológico al convertirnos a corto plazo en una empresa con balance neutro de emisiones de CO2», subraya Martin Lechner. «Fue uno de los motivos por el cual nos decidimos a favor del sistema EquiTherm».

      Y para una operación sostenible existen razones obvias para la cervecería, ubicada en la popular región de deportes de invierno de Zillertal. La región vive del turismo. Zillertal Bier vende en la temporada de invierno alrededor del 55 por ciento de su producción anual, algo bastante inusual para una cervecería. La cervecería busca reforzar su fuerte enfoque hacia la gastronomía con cervezas especiales muy particulares. Zillertal Bier se dio el lujo de integrar dentro de la nueva nave de cocción una planta de cocción de cuatro recipientes de cinco hectolitros para cervezas especiales, integrada por Steinecker en el sistema de control de procesos Botec para una producción automatizada.

      La nueva sala de cocción Steinecker de tres pisos

      La planta de cocción está repartida en tres pisos y es visible desde afuera gracias a una fachada de vidrio a lo largo de todo el edificio. En la planta baja está el piso de operaciones. En ella se encuentran además de los bastidores del tanque de espera, de la paila de cocción, de la cuba-filtro y del whirlpool entre otros, también el molino triturador en húmedo Variomill, un tanque de trub, una planta de acidificación biológica así como cuatro tanques dosificadores de lúpulo. En este nivel opera también la planta CIP.

      En el piso encima están el tanque de espera, la paila de cocción, la cuba-filtro y el whirlpool. Aquí están instalados también el sistema acumulador de energía EquiTherm así como el condensador de vahos de la paila de cocción. Debido a que Zillertal Bier emplea además del proceso de maceración por infusión también el proceso por decocción, la cervecería utiliza dos cubas de maceración ShakesBeer EcoPlus. Estos dos recipientes de acero inoxidable están instalados un piso más arriba. El motivo: Zillertal Bier planea ampliar hasta mediados del 2015 un centro de visitas en la cervecería.

      Rendimiento energético óptimo

      Con EquiTherm existe por primera vez un concepto que evita que haya un excedente de agua caliente en la sala de cocción. Esto permite realimentar al circuito acumulador de energía y aprovechar eficazmente la energía excedente de los vahos. Lo que a su vez reduce claramente el volumen de agua residual. El sistema logra enormes ahorros tanto en la maceración por decocción como en la maceración por infusión. Comparado con procesos convencionales resultan en caso del mosto frío un ahorro de energía de más del 30 por ciento de energía térmica y de más del 34 por ciento de energía eléctrica. La inmensa reducción del consumo de recursos y de energía potencia asimismo una producción baja en emisiones, lo que repercute a su vez de manera positiva en los costes de producción y en el medio ambiente.


      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1