cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    La cerveza artesanal
    Empresa revelación
    A más tardar cuando Doppelleu Brauwerkstatt AG comenzó a producir por primera vez en Winterthur, la cerveza artesanal también llegó a Suiza.

    Después del primer año de producción, los nuevos empresarios ya decidieron ampliar la capacidad de 5.000 a 35.000 hectolitros. Dicha ampliación fue implementada ahora exitosamente con una sala de cocción CombiCube B modificada así como con una línea de embotellado compuesta por máquinas de Kosme y Krones.
    Con los dos productos Chopfab y Doppelleu, la cervecería Brauwerkstatt se ha consolidado en muy poco tiempo como la cervecería artesanal más grande y exitosa de Suiza.

    Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

    «Los dos leones»

    En septiembre del 2012 los dos administradores delegados, Philip Bucher y Jörg Schönberg,fundaronDoppelleu Brauwerkstatt AG en una nave alquilada de 1.800 metros cuadrados de superficie en Winterthur. Ahí instalaron una sala de cocción de cobre usada de 20 hectolitros así como una línea de embotellado de botellas de vidrio, compuesta también por máquinas usadas y comenzaron a producir cerveza en enero del 2013. La venta comenzó dos meses después. La sala de cocción estaba dimensionada para 5.000 hectolitros por año, con una línea de embotellado de 4.000 botellas por hora. Ya un año después de la fundación, la cervecería Brauwerkstatt (traducido significa planta-taller de cervecería) constató que su idea estaba funcionando: la capacidad existente ya no sería suficiente en poco tiempo para cubrir la demanda. Por eso la cervecería comenzó negociaciones con Krones para una sala de cocción nueva y un embotellado.

    De 5.000 a 35.000 hectolitros

    A finales del 2014 llegaron las nuevas máquinas y líneas de Krones, en la primavera del 2015 la cervecería arrancó con una capacidad anual instalada de 35.000 hectolitros. «Alcanzaremos este volumen de ventas a más tardar en el 2016», está convencido Philip Bucher. Ya ahora la joven empresa está pensando en ampliar la capacidad de la bodega a 80.000 hectolitros con tanques al aire libre, una magnitud que la nueva sala de cocción Steinecker y la línea de embotellado pueden manejar sin problemas. Ahora en la nave de 1.800 metros cuadrados, la cocción y el embotellado están instalados uno al lado del otro de manera muy compacta. Esto también tiene sus ventajas, comenta Philip Bucher, los trayectos son cortos y podemos producir cerveza y embotellar al mismo tiempo. También es agradable para los empleados. «Cuando se planea instalar una línea de embotellado se llega muy rápido a Krones», agrega. «Precisamente por ser ajenos al sector hacemos bien en cooperar con un proveedor que conoce muy bien el negocio». Para la parte húmeda del embotellado, Doppelleu firmó un contrato llave en mano, en el cual Krones se comprometió a integrar en la nueva línea la etiquetadora de apenas dos años de construcción y la inspeccionadora de botellas de la línea anterior. Los adhesivos de KIC Krones garantizan una posición perfecta de la etiqueta. Doppelleu instaló una lavadora de botellas Lavatec E2 así como una lavadora de cajas suministrada por Krones. Las botellas retornables limpias ingresan al bloque Kosme de enjuagadora, llenadora y taponadora, en el cual también se pueden enjuagar las botellas de vidrio no retornables antes del embotellado. Un dispositivo de control Checkmat F-X controla inmediatamente después de la llenadora el nivel de llenado correcto mediante rayos X así como la posición del tapón. Otro Checkmat de la serie constructiva E controla la posición de la etiqueta. Krones unió con su propia técnica de transportadores todas las máquinas. «Dentro de un rendimiento de 12.000 botellas por hora, la llenadora Kosme es la más apropiada, sobre todo porque contiene toda la tecnología de Krones», opina Philip Bucher. La línea de embotellado fue puesta en servicio en apenas seis semanas después del suministro. «Esto es eficiencia, un trabajo excelente», elogia el administrador delegado.

    Combinación del CombiCube B y cocción hecha a la medida

    La planificación de la cocción fue un proceso común de acercamiento de ideas entre Doppelleu y Krones hasta encontrar la ejecución definitiva. Inicialmente estaba planeado instalar una sala de cocción CombiCube B en construcción modular. Pero resultó no ser factible debido a las condiciones reinantes de espacio y de instalación, tanto por el recipiente de cocción de cobre de 20 hectolitros que se quería seguir utilizando como por los deseos especiales por parte de Doppelleu. Porque la cervecería Brauwerkstatt quería instalar un cocedor interno en vez del cocedor del CombiCube B con superficies de calentamiento tipo Pillow Plates. Krones integró por lo tanto un cocedor interno convencional Stromboli en el CombiCube B.

    El maestro cervecero deseaba una cuarta adición de lúpulo y además una construcción especial que permitiese adicionar el lúpulo en el trayecto al whirlpool. «Adicionalmente queríamos un tiempo de enfriamiento relativamente corto del mosto caliente de apenas 20 minutos. De esta manera se reduce la carga térmica y se mantiene intacto el aroma del lúpulo. A cambio tuvimos que aceptar tuberías con mayor diámetro», explica el maestro cervecero Philipp Wagner. El resultado final es una combinación entre un CombiCube B modular y una cocción hecha completamente a la medida con cuba-filtro Pegasus C, recipiente de maceración ShakesBeer, caldera de mosto con cocedor interno Stromboli, condensador de vahos y whirlpool. «Hemos logrado reunir las mejores soluciones de ambas partes en una sala de cocción de cerveza artesanal hecha a la medida», enfatiza Philip Bucher. Doppelleu protege además los equipos con los lubricantes respectivos de KIC Krones.

    Un sueño para cualquier maestro cervecero

    Doppelleu tampoco quiso renunciar a una filtración con kieselgur TFS (sistema de dos flujos). Alrededor de la mitad de los tipos de cerveza artesanal es filtrada, por ejemplo una cerveza ale clara, la cual «se asemeja así ópticamente a una cerveza lager pero a su vez posee la delicadeza del sabor y el amplio espectro de aromas de una cerveza ale de fermentación alta», se entusiasma el administrador delegado. «En Suiza muchos consumidores prefieren cervezas filtradas. El ojo también quiere su parte». Con la nueva sala de cocción de 80 hectolitros la planta Brauwerkstatt realiza actualmente cuatro cocciones por día en régimen de un turno. Dos maestros cerveceros y tres técnicos cerveceros producen las cervezas. «Normalmente la labor del maestro cervecero consiste en mantener la calidad y evitar que se altere. En nuestro caso la labor requerida era exactamente el contrario: crear todo nuevo y de la mejor manera posible, un trabajo creativo de ensueño», se alegra el primer maestro cervecero Philipp Wagner y agrega preocupado: «La tendencia mundial va más bien al consumo de agua. Por eso tratamos de manipular todavía un poco el sabor de las cervezas con la esperanza de obtener un buen resultado». Para Brauwerkstatt Doppelleu la cerveza artesanal significa sobre todo estilos nuevos y emocionantes, cervezas con cuerpo y carácter, variedad en el surtido y técnicos cerveceros con ganas de experimentar.

    Profesional y agradable a la vez

    «La cooperación con Krones en este proyecto fue profesional y agradable a la vez», resume relajado el administrador delegado Philip Bucher. «Estamos en la posición favorable de poder crecer en los próximos años teniendo capacidad disponible. No podemos predecir el futuro, puede ser que sigamos creciendo vertiginosamente o que nos estanquemos». Aunque por el momento no hay indicio de lo último. Doppelleu Brauwerkstatt AG ya forma parte fija del movimiento de las cervezas artesanales con sus 13 cervezas, todas muy diversas y de excelente sabor.

    Persona de Contacto

    Florian Galler
    Krones AG
    T: + 41 56 675 7250
    E-Mail


    Máquinas y soluciones seleccionadas
    kronesES
    kronesES
    0
    10
    1